domingo, 22 de mayo de 2016

Por año nacen 2.500 niños con alguna cardiopatía congénita

Ante la necesidad que tiene el país de acceso a cirugías cardiológicas pediátricas, debido a cardiopatías congénitas, un equipo de jóvenes profesionales, conformó la primera unidad quirúrgica para niños que sufren problemas del corazón.

En Bolivia, la incidencia incrementa sobre todo en la región andina, La Paz, Oruro, Potosí, registra la mayor cantidad de enfermos del corazón. Se estima que por año nacen 2.500 niños con alguna cardiopatía congénita.

Del registro anual, el 50 por ciento requiere un procedimiento quirúrgico para salvar su vida, en algunos casos y en otros, para tener una mejor calidad de vida.

En entrevista con EL DIARIO, la especialista en cirugía cardiológica pediátrica, doctora Cecilia Vargas, manifestó que se constituyó el primer equipo quirúrgico que realiza cirugías a los niños que padecen este mal.

“Las cardiopatías congénitas son aquellas enfermedades del corazón desde su formación, en el vientre, y de ahí el niño nace con un defecto congénito en el corazón. Es decir, el corazón presenta una malformación, explicó.

La especialista dijo que de acuerdo a las estadísticas mundiales, el promedio es de 1 o 2 niños cardiópatas por cada 100 recién nacidos.

UNIDAD QUIRÚGICA

Explicó que ante la necesidad que tiene nuestro país, un grupo de especialistas en cardiología pediátrica determinó crear una unidad que se encargue exclusivamente de estos procedimientos.

“Las cirugías cardiologías pediátricas son de alto riesgo, por ello, es importante crear un equipo de profesionales especialistas en cardiología y pediátrica para atender a los menores”, explicó

El equipo inició su primera cirugía el 11 de enero del 2014, hasta la fecha, realizó 70 tratamientos (con éxito), a través de procedimientos quirúrgicos de corazón abierto, con equipos de circulación extracorpórea, entre otros. El equipo opera en la Clínica Alemana, la población puede acceder a mayor información a través de cardiopatiascongenitaslapazbol@gmail.com para contactarse con los profesionales.

Para Vargas, el diagnóstico precoz es fundamental para tratamiento de enfermedades del corazón, cuyo pronóstico es cada día más favorable debido a los avances en cirugía y a las posibilidades que actualmente se ofrecen.

“Si el tratamiento se realiza a tiempo, sobre todo en los niños, el paciente podrá tener una vida normal, podrá jugar, hacer deporte, crecer, volverse adulto, trabajar como cualquier persona normal”, comentó.

Según manifestó la profesional, no todas las cardiopatías o enfermedades del corazón son quirúrgicas, sin embargo, existen algunas que se deben operar el primer año de vida, incluso de recién nacidos.

En tanto, aclaró que existen también enfermedades cardiológicas que pueden esperar y ser tratadas de acuerdo a un adecuado control cardiológico que debe ser manejado por profesionales.

PROCEDIMIENTOS

Explicó que dentro de las cirugías cardiológicas y cardiopatías congénitas, su clasificación va de simples a complejas, existen más de 100 procedimientos quirúrgicos.

En La Paz la unidad quirúrgica está conformada por los especialistas bolivianos:

Cecilia Vargas Vásques (cirujana cardiovascular pediátrica), Patricia Almanza (anestesióloga pediátrica), Rilver Roca (cirujano cardiovascular), Rodrigo Pacheco (cirujano de tórax), Martin Alarcón (cirujano pediatra) Juan Herrera (Cardiólogo Pediatra), María Angélica Vásques (perfusionista), Soledad Rivero, Lorena Landívar, Erika Basilio (instrumentadoras).

Además de los especialistas en recuperación cardiovascular, Rianet Llanos, Angélica Pinto, Antonio Bravo, Pablo Torrico, Vladimir Aguilera, Herbin Durán, Isabel Valle.

El equipo que lleva a cabo cardiocirugías en niños cuenta con cirujanos, enfermeros y técnicos que están especialmente entrenados para llevar a cabo estas operaciones. También tienen personal que cuidará de su hijo después de la cirugía.

CÓMO DETECTAR A TIEMPO

Es importante aprender a detectar las cardiopatías para obtener un tratamiento oportuno. Esto se puede lograr con visitas regulares al pediatra.

Los principales signos de alarma que se pueden presentar desde el nacimiento o en etapas muy avanzadas son los siguientes:

1. Dificultades para alimentarse desde el seno materno o con las fórmulas lácteas.

2. Transpiración excesiva.

3. Imposibilidad para ganar peso y talla de forma adecuada y esperada.

4. Cianosis (color morado en labios, debajo de las uñas).

5. Diagnóstico de soplo por un médico.

6. Cansancio prematuro ante actividades cotidianas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada