sábado, 18 de junio de 2016

5 síntomas ginecológicos que ninguna mujer debe ignorar

Todas nos preocupamos por cuidarnos mucho por fuera, pero a veces olvidamos que también hay que cuidarse por dentro, que hay que prestarle atención a nuestra salud y en concreto a los problemas ginecológicos, hay que acordarse de que pueden afectar a nuestro sistema reproductor.

A veces se trata más que de un descuido de un tema de pudor, por lo que no nos hacemos los exámenes y reconocimientos ginecológicos necesarios. Sea como sea, a continuación te mostramos 5 síntomas ginecológicos que ninguna mujer debe ignorar.

¡Cuidado con las infecciones!

Es lo más común, algo por lo que prácticamente pasamos todas en algún momento de nuestra vida. En concreto la más popular dentro de las infecciones es la candidiasis, se trata de pequeños hongos que se alojan en la vagina. Sus síntomas, entre otros, pueden ser picazón, irritación y ardor. Es importante acudir al médico si notas algo parecido, para saber qué tipo de infección es y poder aplicarle el tratamiento más adecuado.

¿Dolor abdominal?

Es probable que si sentimos esto en lo último que pensemos es en un problema ginecológico, pero la realidad es que puede convertirse en uno grave. Los quistes de ovario pueden ser los causantes de este malestar, normalmente son benignos pero hay que controlarlos ya que si se vuelven malignos habrá que extirparlos quirúrgicamente.

Trastornos menstruales

Los dolores, el sangrado y las irregularidades en el ciclo deben de ser vigiladas. Aunque tendemos a no darle importancia, son síntomas que a veces nos avisan de que es hora de ir a visitar al ginecólogo. Estos trastornos pueden ser causados por diversas razones como puede ser el cáncer genital, alteraciones hormonales, miomas uterinos, lesiones del cuello uterino. No lo dejes pasar si te ocurre, puede acabar siendo grave.

Bultos, irritaciones y dolor de mama

Realizarse mamografías periódicas es indispensable, más aún después de los cuarenta años, pero si no sueles llevar al día este tipo de revisiones y notas alguno de esos síntomas deberías pedir cita inmediatamente con tu ginecólogo para evitar el riesgo de detección tardía de un cáncer de mama.

Dolores en el bajo vientre y fiebres repentinas

La anexistis aguda puede comenzar con estos síntomas, aunque también pueden aparecer vómitos y diarreas. Se trata de una inflamación de los ovarios y de las trompas de falopio y es considerada una enfermedad ginecológica grave. Limita la vida personal de forma considerable, suele durar mucho tiempo y además puede llegar a dejar a la mujer estéril. Aunque no es muy común y los síntomas son bastante generales, no estaría de más que visitaras a tu médico si empiezas a experimentarlos, ya que si no se trata a tiempo puede convertirse en una anexitis crónica.

Este artículo es estrictamente informativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada