viernes, 24 de junio de 2016

AH1N1 afecta más a quienes padecen diabetes y obesidad

De los 20 fallecidos por la influenza AH1N1, que se registran en el país, la mayoría tenía obesidad o diabetes. El Ministerio de Salud ratifica que es vital que las personas con patología de base se vacunen. En la cruzada nacional de inmunización, que se realizará entre el 1 y 3 de julio, unas 4.000 brigadas irán casa por casa.

"La mayoría de las personas que hasta ahora fallecieron por el virus AH1N1 tenía obesidad y diabetes”, afirmó ayer la ministra de Salud, Ariana Campero. Explicó que los otros decesos por influenza fueron de personas que padecían cáncer o eran adultos mayores. "Ninguno de ellos había recibido la vacuna”, lamentó la autoridad.

Ante la epidemia de influenza, la Ministra exhortó a vacunarse a la población de riesgo: niños de seis a 24 meses, adultos mayores de 60 años, embarazadas y personas con enfermedad de base como hipertensión, VIH, cáncer, artritis, obesidad y diabetes entre otras patologías.

Según datos del Ministerio de Salud, hasta ayer se reportaron 18 muertos por el virus: seis en La Paz, seis en Santa Cruz, cuatro en Cochabamba y dos en Oruro.

Ayer, la red ATB informó que en Cochabamba se confirmó la muerte de la quinta víctima a causa de la gripe AH1N1. Se trata de una mujer de 68 años que tenía insuficiencia renal y asma.

Por la tarde, en La Paz, el jefe de Epidemiología del SEDES, Jhonny Ayllón, confirmó que ya son siete las personas fallecidas. "La última víctima mortal es una persona de 83 años que llegó a un hospital público”.

Con los últimos datos, ya suman 20 los muertos en Bolivia por la influenza de tipo AH1N1 y hay un total de 555 casos positivos de esa Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG). A nivel nacional se registran 52 casos de la cepa AH3N2.

Campero ratificó que, para llegar a la población en riesgo, entre el 1 y 3 de julio se realizará una campaña masiva de vacunación contra la influenza en todo el país. "Con más de 4.000 brigadas del Programa Ampliado de Inmunizaciones vamos a garantizar que en cada barrio puedan vacunarse todas las personas de riesgo”, resaltó.


El 9 de mayo se lanzó la campaña de vacunación y se distribuyó 1,4 millones de dosis en el territorio nacional.

Campero comentó que a la fecha sólo se aplicó el 26% de ella y espera que con el relanzamiento de la cruzada se llegue al 100% de la población.

Ésta es la tercera actividad que se realiza para fortalecer el impacto de la vacunación contra las tres cepas de la influenza. Hace un mes, el Ministerio de Salud instruyó a los Servicios Departamentales de Salud (SEDES) que realicen acciones para aumentar la cifra de inmunizados. Además, estableció que como requisito para pagar el bono Juana Azurduy a las embarazadas y "sólo por este periodo” se pida el carnet de vacunación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada