jueves, 9 de junio de 2016

Cómo prevenir el mal de Paget de seno

“Hace dos años tenía una mancha en el pezón y no le di importancia, esta creció y recién consulté con el ginecólogo, quien me dijo que era rosácea. Trascurrió un año y en ese tiempo debía sacarme una mamografía que no pude hacerla porque me dolía, entonces recurrí a la ecografía que me dio como resultado cáncer de mama.

No le creí a la ecografista y consulté con otros profesionales, quienes me tomaron una biopsia confirmándome el cáncer de Paget de seno en etapa avanzada. En la iglesia a la pertenezco ingresé en oración cerca de un mes y una noche sentí que alguien me tocó el seno derecho y al día siguiente volví a sacarme una ecografía, entonces sorpresivamente me dijeron que había mejorado entre 60 a 70 por ciento, fue cuando decidí que me operara el doctor Peredo y no tuve que someterme a quimioterapia ni radioterapia”, recorda Mirtha.

La enfermedad de Paget es un tipo de cáncer poco conocido, que se presenta con mayor frecuencia en la mujer que el varón, en muchas ocasiones es confundida con un eczema o rosácea, que es motivo de consulta con un dermatólogo o ginecólogo sin percatarse que se trata de un tipo de cáncer de mama.

Femenina conversó con el oncólogo Gonzalo Peredo, quien explicó cómo se presenta esta enfermedad, las posibles causas, los síntomas que tiene, factores de riesgo, los tratamientos existentes y la importancia de la detección temprana, para evitar el avance de este mal.

“La enfermedad de Paget es una variedad de cáncer de mamá poco frecuente. Muchas veces es confundida con una lesión dermatológica, la persona que la tiene piensa que es un eczema de piel que está ubicado en la areola del pezón, pero en realidad es un cáncer del conducto de la mama, que normalmente tiene buen pronóstico si se lo diagnostica a tiempo”, dijo el oncólogo.

El especialista explicó que es un tipo de patología frecuente en la mujer y no así en el varón. Siendo la recurrencia de cada 100 mujeres que padece algún tipo de cáncer de mama un varón es afectado, ahora esta cifra subió a tres. Normalmente a partir de los 40 años aumentan los casos en esta enfermedad.

“Se desconoce la causa específica para la presencia del cáncer de mama en general, algunos la atribuyen a mujeres que no han gestado, aquellas que recibieron terapia hormonal por largo tiempo y por antecedentes familiares, como el caso del cáncer genético de Angelina Jolie, quien se practicó una mastectomía profiláctica”, recordó Peredo.

SÍNTOMAS

En la enfermedad de Paget la sintomatología por lo general es confundida con afecciones benignas de la piel como eczema o rosácea. Siendo sus síntomas más frecuentes: escozor, enrojecimiento en la areola o el pezón, descamación de la piel con costras engrosadas que muchas veces es tratada con cremas sin resultado alguno porque son lesiones cancerosas.

“El médico realiza un examen clínico a la paciente y si hay la sospecha de la enfermedad de Paget se practica una ecografía o mamografía, en algunos casos no aparece en ambas pruebas y se procede a la toma de una biopsia de la piel engrosada y se la envía a patología para un diagnóstico preciso”, afirmó el oncólogo.

Peredo aseguró que una vez confirmada la enfermedad se debe proceder a reconocer en qué etapa se encuentra la lesión cancerígena: primera, segunda, tercera o cuarta y en función a este resultado se procede a un tratamiento conservador o quirúrgico, como la quimioterapia o radioterapia de acuerdo con el caso.

TRATAMIENTO

Según el diagnóstico y la etapa en la que se encuentre el cáncer de mama, se procede a un tratamiento conservador que consiste en preservar la mama y extirpar el área del pezón y la areola en combinación con quimioterapia o radioterapia de acuerdo con cada caso en particular.

“Existen dos tipos de mastectomía, una la conservadora que preserva el seno y la estética de la mujer extirpando solo el pezón apoyado con radiación, y la segunda es retirar toda la mama y parte de los ganglios linfáticos de la axila del seno afectado. En la mayoría de los casos el cáncer es curable y se debe quitar ese estigma de muerte que lo rodea, siempre y cuando sea detectado en etapa temprana”, dijo Peredo.

Al ser consultado sobre cuánto tiempo se debe esperar para hacer una reconstrucción de la mama completa o del pezón, el especialista aseguró que se puede realizar al mismo tiempo de la extirpación, siempre y cuando no sea necesario utilizar la radiación en el tratamiento posterior a la cirugía.

“La posibilidad de reconstruir la mama de la paciente al mismo tiempo que se extirpa el tumor del seno debe cumplir ciertos requisitos como no utilizar quimioterapia o radioterapia, porque esto evitaría una cicatrización estética y estás personas deben esperar como un año a dos años para hacerla”, finalizó el oncólogo.

La vigilancia en las personas que han tenido cáncer debe ser frecuentes los dos primeros años y luego se recomienda un control anual por lo menos los primeros 5 años. El cáncer en cada persona actúa de diferente manera y por esta razón cada tratamiento debe ser individualizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada