domingo, 19 de junio de 2016

El alcohol daña al menos siete partes del organismo

La investigadora, Lau Martínez, a través de un artículo de “Salud 180” sostiene que el abuso en el consumo de alcohol provoca daños considerables a nuestro organismo en al menos siete órganos.

La profesional recomienda abstenerse de la ingesta de bebidas alcohólicas y así evitar los daños dentro del organismo:

Por ejemplo, en el cerebro, el alcohol en exceso inhibe las funciones de la región frontal, por lo que disminuye la memoria, la capacidad de concentración y el autocontrol.

Además en el hígado, los efectos de esta metabolización son náuseas, vómitos y dolor de cabeza.

Los riñones, elimina más agua de la que ingiere y provoca que el organismo la busque en otros órganos. Esto provoca que las meninges (membranas que cubren el cerebro) pierdan líquido lo que genera el dolor de cabeza.

Y en el estómago, el alcohol aumenta las secreciones ricas en ácidos y mejora la digestión, pero cuando se bebe en exceso causa erosiones en la mucosa del estómago producidas por el etanol, principal componente del alcohol. El ardor estomacal será mayor si se mezclan diferentes bebidas, ya que la irritación gástrica se debe a todos los componentes bebidos.

Otro de los factores importantes, el daño que ocasiona a la piel, el alcohol aumenta el flujo de sangre, por lo que presenta más sudoración y resequedad de la piel.

En los pulmones, el alcohol acelera la respiración. Si el alcohol circulante es demasiado detendrá la respiración.

En el corazón, los efectos del alcohol provocan un aumento en la actividad cardiaca y aceleración del pulso. Cuando el alcohol llega a la sangre, se produce una disminución de los azúcares presentes en la circulación, lo que provoca una sensación de debilidad y agotamiento físico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada