miércoles, 1 de junio de 2016

Estudio oficial establece que de cada 100.000 nacidos vivos, mueren 160


GALERÍA(2)
[Move to Panel 1]

El estudio nacional de mortalidad materna, que presentó ayer el Ministerio de Salud, reveló que 160 de cada 100.000 nacidos vivos, mueren por parto y post parto. La Paz, Potosí y Cochabamba presentan los índices más altos de Bolivia.

El coordinador nacional de sistema de información en salud y vigilancia epidemiológica, (SNIS-VE), doctor Max Enríquez Nava, informó que el estudio se realizó a través de una encuesta post-censal, es decir que las muertes fueron registradas durante el Censo del año 2012.

“Si hacemos una proyección de la reducción de mortalidad desde el 2012 a 2015, existe una estimación de reducción del 10 por ciento”, dijo.

Manifestó que 538 mujeres murieron en la gestión 2011, a consecuencia de complicaciones en etapa de embarazo, parto y post parto. De estas, 502 fueron registradas por el estudio, en tanto 36 fueron detectadas por el sistema de vigilancia de muerte materna. “No se registró el resto de las muertes, por ser productos de traumas o porque la familia no quiere comunicar lo acontecido, más aún si la comunidad se opone”.

RAZÓN DE MUERTE

Explicó que la razón de mortalidad materna, desde el 2011, es de 160 por cada 100.000 nacidos vivos; antes del censo, era de 187 por 100.000 nacidos vivos el año 2000, “más allá de ver cuántas muertes se registraron es importante saber de qué se están muriendo las mujeres”.

Agregó que los departamentos de La Paz (289), Potosí (255) y Cochabamba (188) registraron las más altas cifras de muerte materna, estando por encima del promedio nacional (160 por cada 100.000).

CAUSAS DIRECTAS

Según expuso Enríquez, las causas de muerte directa se ocasionan por hemorragias 53%, infecciones 7%, aborto 13% e hipertensión 19%. “Son las causas más importantes de muerte materno infantil”, agregó.

PLAN DE ACCIÓN

Por lo expuesto anteriormente, informó que para lograr reducir la mortalidad, se creó un Plan de Acción con 6 líneas estratégicas, que están enfocadas a las causas de la muerte materna en Bolivia.

Primero, debe realizarse un trabajo conjunto con la comunidad para llegar a las poblaciones excluidas; segundo, poner los cuidados obstétricos y neonatales al alcance de la mayoría; tercero, transformando los establecimientos de salud para que brinden servicios con calidad, amigables y que respeten las diversidades; cuarto, garantizar la disponibilidad, acceso y uso racional de medicamentos; quinto, innovar la infraestructura y tecnología al servicio de la salud; por último, evaluar periódicamente, monitoreo de avances y la toma de decisiones.

Al Plan de Reducción Acelerada de la Mortalidad Materna se sumaron Organismo Internacionales Bi y Multilaterales, Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia y el Observatorio de Atención Materna Neonatal de la Universidad Mayor de San Andrés.

OPS /OMS

Por su parte, el representante de la OPS/OMS en Bolivia, doctor Luis Fernando Leanes, manifestó que hasta el 2014 no se tenía un dato estadístico que revele cuál era la situación de mortalidad en el país.

Es importante conocer que Bolivia está implementando el Código Rojo para saber el motivo y las causas de mortalidad materna. Sin embargo, la ejecución del plan de acción logra reducir los datos o en su defecto incrementar las estadísticas.

Bolivia todavía tiene dos dígitos de muerte, lo que muestra las diferencias con los países de la región. Todavía las muertes se producen en los domicilios por la falta de atención médica, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada