jueves, 23 de junio de 2016

La lesión de ligamentos cruzados siempre recibe un tratamiento quirúrgico, indicó el traumatólogo Nils Calderón.

Cuando la lesión es en los ligamentos anterior y posterior, la cirugía se debe realizar de manera inmediata para evitar más complicaciones, explicó.

Solamente en casos en los que las personas no van a realizar ninguna actividad y ya tienen una edad avanzada, se puede considerar un tratamiento no quirúrgico con fisioterapia y ultrasonido. Se da por lo general cuando hay rotura del ligamento posterior.

Luego de la intervención quirúrgica el paciente deberá guardar reposo, hacer la elevación de la pierna, utilizar compresas y hielo.

Después que se saquen los puntos podrá utilizar muletas y realizar su rehabilitación con fisioterapia e hidroterapia. Los especialistas también aconsejan la práctica de la natación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada