jueves, 16 de junio de 2016

Las várices varían según la región

Los problemas derivados de la insuficiencia venosa crónica son distintos en cada región, en lugares de clima cálido es mucho más frecuente encontrar problemas de úlceras, en los templados las várices provocadas son una constante y en los fríos una combinación de varices, úlceras y linfedema, entre otros males.

“En octubre de 2015 llegué a Cochabamba para comenzar a realizar los primeros tratamientos de várices y quedé sorprendido por la cantidad de várices provocadas que tenían las señoras al ponerse un liguero por debajo de la rodilla que les provocaban trombos debido al estilo de vida de la mujer en esta región”, explicó el flebólogo Luis René Arias Villarroel.

En otras regiones como Trinidad, Guayaramerín y Santa Ana (Beni) debido al clima cálido y el uso de motos, especialmente por las noches, es frecuente observar una vasodilación, lo que provoca que las venas disminuyan la presión arterial que es necesaria para la circulación correcta de la sangre, entonces aparecen las várices que al no ser tratadas con los años empeoran y se convierten en úlceras.

“A Santa Cruz llegan dos buses de Yacuiba (Tarija) con pacientes que son tratados con úlceras y que al momento están recibiendo escleroterapia, pasan por Camiri y retornan a su lugar de origen. Por otro lado en la ciudad de Tarija existen más casos de várices en diferentes grados”, afirmó Arias.

En el caso de La Paz y El Alto, donde acuden gran cantidad de personas de todas las regiones del país, los casos de várices en damas es de un 60 por ciento y en varones un 40 por ciento, además de úlceras en varones y mujeres casi en igual proporción, sostuvo el especialista.

Arias Medical comenzó con una campaña de detección gratuita de várices en la cual pudo detectar un sinnúmero de personas con esta enfermedad que no encontraba una solución a este problema. Con la aplicación del novedoso tratamiento de crioescleroterpia, cultivo de tejido y otras técnicas de última generación, se devolvió la esperanza a las personas que por años lucharon contra este mal.

TRATAMIENTOS

Por años, los tratamientos convencionales para las várices en grados avanzados fueron quirúrgicos y con láser (cura de heridas quemándolas) que solucionaban el problema temporalmente y que luego de un tiempo se repetían si no eran combinadas con escleroterapia.

“La sangre baja por las arterias y sube por las venas, y para que haya várices tiene que ocurrir tres fallas: la primera es que se tape la arteria y la sangre no sube y regresa para ir por donde pueda. La segunda es cuando se engrosa la várice y se cierra, para bajar por la vena buscando un conducto colateral. La tercera hace una especie de puente que sube por la arteria y se queda estancada por una falla en las venas perforantes que provocan una ulcera al hacerse una herida”, explicó el flebólogo.

Con el procedimiento de la crioescleroterapia se inyecta una solución de espuma en la vena y con un vendaje ortopédico se realiza la presión colateral con la que se destapa la arteria, para recuperar el paso normal de la sangre y por tanto se elimina los síntomas y la várice desaparece.

“La cirugía convencional es un paliativo colateral, pero que a la larga se debe repetir. El tratamiento con láser son luces directas que queman parcialmente las várices, pero no permite una reapertura y tampoco una reactivación muscular quedando la piel flácida y negra. Por tanto el tratamiento con crioescleroterapia regenera la piel y al destapar la vena hace que la sangre fresca circule y oxigene esta zona”, dijo Arias.

ULCERAS

En el tratamiento de las úlceras, en algunas ocasiones se ha optado por un trasplante de piel que significa sacar un pedazo de piel de un lugar y ponerla en otro para sellar y al final las personas resultaron con dos heridas. Un nuevo método es el cultivo de tejido que hasta el momento tiene muy buenos resultados y en corto tiempo.

“En las úlceras primero se controla la infección de la herida a nivel sistémico por vía oral y con inyectables. Además de curaciones para quitar la infección, una vez que se logra se debe medir el ph neutro y se estimula la granulación, luego en 2 semanas dependiendo de la higiene del paciente, su estado nutricional y de otros factores comienza el proceso de regeneración de la piel”, explicó Arias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada