jueves, 2 de junio de 2016

Preocupante cifra de mujeres fumadoras

El tabaquismo y sus consecuencias en el organismo cobran la vida de millones de personas en todo el mundo. Es por eso que la Organización Mundial de la Salud eligió el 31 de mayo como una fecha especial para generar alerta.

El Día Mundial Sin Tabaco 2016 trajo consigo el anuncio de una nueva medida que busca bajar los niveles de tabaquismo: el empaquetado neutro de las cajetillas de cigarros.

Se supone que al suprimir publicidad, colores o dibujos llamativos, se podría regular algunos estímulos que generan mayor necesidad aún por consumir cigarrillos. Hay países como Australia que ya implementaron la medida y la OMS espera que los demás países del mundo también lo hagan.

En este sentido, es necesario hablar de las cifras de tabaquismo y el aumento de esta adicción en mujeres. Según datos aportados por la propia Organización Mundial de la Salud, a pesar de que todo fumador es vulnerable, las consecuencias en las mujeres fumadoras suelen ser más peligrosas aún.

Según Guadalupe Ponciano Rodríguez, Coordinadora del programa "Mujeres, investigación y tabaquismo" de la Universidad Autónoma de México, más de 300 millones de mujeres en el mundo son adictas al cigarrillo.

Uno de los temas que genera mayor inquietud, es el incremento de las niñas y adolescentes que consumen cigarrillos. De hecho, en estadísticas entregadas en enero de 2015, Chile está entre los cinco países más fumadores del mundo, algo que también viene acompañado de un alto consumo de alcohol.

Los factores de riesgo en mujeres son altos. Hay tipos de cáncer asociados directamente al consumo de tabaco, como el de mamas y el que ataca al cuello del útero.

Es importante considerar los riesgos específicos de cada género relacionados a esta epidemia mundial, sobre todo en lo que refiere a políticas públicas de prevención y acompañamiento a personas que son adictas.

Se cree que el incremento de las cifras de mujeres fumadoras tiene que ver con las exigencias tanto físicas como psicológicas. Las niñas comienzan a fumar porque creen que eso las ayudará a formar parte de círculos sociales, las ayudará a mantenerse delgadas y cumplir con los cánones de belleza y también, a estar de igual a igual con sus pares masculinos.

Mientras más joven partas, más posibilidades tienes de ser una adulta adicta, y usar el recurso del tabaquismo para controlar el estrés y la ansiedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada