lunes, 13 de junio de 2016

Resfrío común


En estos días la incidencia de niños resfriados ha aumentado en nuestra ciudad, por tal motivo tocamos el tema en esta oportunidad.

Las rinofaringitis, representa la mayor parte de los episodios de infección respiratoria aguda. La rinofaringitis aguda o resfriado común constituye uno de los principales motivos de consulta médica, ausentismo escolar y de preocupación en los padres, esta patología es cosmopolita y se presenta de manera endémica y epidémica es así que en nuestra ciudad y país la incidencia aumenta durante los meses fríos. La transmisión se realiza, fundamentalmente, a través de partículas generadas al respirar, toser, estornudar y especialmente en áreas cerradas como las aulas de colegios.

El período de incubación oscila entre 12 - 72 horas (rinovirus). El cuadro generalmente se auto limita en 7 - 10 días.

Dentro su sintomatología se caracteriza por congestión nasal, rinorrea, estornudos, lagrimeo, irritación nasofaríngea, tos y malestar general. Puede acompañarse de fiebre. El resfriado común es considerado de origen casi exclusivamente viral. Las infecciones bacterianas no son frecuentes. Los principales agentes etiológicos involucrados son rhinovirus (30 - 50%). Los rhinovirus pertenecen a la familia Picornaviridae, pero esta patología se puede complicar con patologías de vías respiratorias bajas, tales como bronquiolitis, neumonía.

El diagnóstico es clínico y pocas veces se necesita otros exámenes a no ser que se complique y se solicite laboratorios y rayos X.

El tratamiento consiste en reducir los signos y síntomas asociados a la enfermedad, el empleo de fármacos combinados que incluyen al menos dos de los siguientes: antihistamínico, antitusivo, expectorante, descongestivo, antipirético, debe contemplarse con reservas y cuidado por la dosis que se maneja en pediatría. Los antihistamínicos no esteroideos ofrecen efectos analgésicos sobre la cefalea, las medidas generales, tales como la ingesta abundante de líquidos, una dieta balanceada, el reposo y la utilización de aire humidificado constituyen el mejor tratamiento. Los antibióticos no son de utilidad, salvo en caso de complicaciones bacterianas.

En otra oportunidad hablaremos de la gripe por el virus de la influenza A (H1N1) que está ocasionando problemas en nuestro país y nuestra ciudad no está lejos de esta patología, hasta próxima semana señores padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada