jueves, 23 de junio de 2016

Sube la miopía en adolescentes y niños por el uso del celular

Al empezar el año escolar Isabella, de seis años, llegaba todos los días a su casa con el cuaderno en blanco. No podía copiar nada de la pizarra. A pesar de que se sentaba en la segunda fila, las quejas de que veía borroso se hacían constantes, por lo que sus padres consultaron con un oftalmólogo que le detectó miopía.

Antes de ser detectada la niña veía dibujos en una pantalla muy de cerca y jugaba todos los días con su ipad por más de una hora seguida. Se cree que su diagnóstico se debe al esfuerzo que realizaba su vista, sentido que recién estaba comenzando a desarrollarse.

La oftalmóloga Susana Saavedra Pozo, manifiesta que durante los últimos cinco años los casos de miopía en niños y adolescentes han crecido considerablemente debido al uso de los dispositivos móviles. Asegura que en su consultorio hay 40 por ciento más de pacientes con esta patología.

Una persona miope ve claramente los objetos cercanos, pero percibe de forma borrosa lo que se encuentra a distancia.

La miopía es un defecto de refracción o error en el enfoque visual. Las imágenes se enfocan por delante de la retina y no sobre ella, lo que dificulta la visión lejana.

Según Saavedra, es importante identificarla a tiempo para que no avance y genere mayores problemas en el sentido de la vista. Asegura que en algunos casos incluso puede llevar a la ceguera.

Un estudio realizado por la Fundación Rementería concluye que hay una correlación lineal entre la condición de miope y pasar más horas dedicadas a las actividades de visión cercana.

El tratamiento para los niños que sufren de esta afección es el uso de lentes que pueden ser cambiados a los de contacto cuando estos los puedan manejar. “Cuando el afectado cumple 21 años ya puede ser sometido a una operación para corregir el problema”, manifiesta la oftalmóloga.

Consejos para frenar

e identificar la patología

La miopía puede ser prevenida con el uso adecuado de dispositivos móviles que requieren de una exposición cercana.

La oftalmóloga Susana Saavedra Pozo, recomienda que los niños vean televisión o jueguen con la tablet solamente 15 minutos por media hora y después tengan un descanso prolongado hasta volver a realizar esta actividad. Los dispositivos tienen que estar alejados de los ojos y en lo posible hay que usarlos con letras grandes.

“No se debe leer libros en tablets o celulares”, indica.

También es aconsejable incrementar las horas de exposición de los niños y adolescentes al aire libre.



SÍNTOMAS

Una de las principales señales que dan los niños que tienen la afección es el no poder distinguir las letras y números en el pizarrón, por esto son las maestras quienes se dan cuenta de los problemas.

En algunos casos es difícil identificar si el niño es calificado como indisciplinado, por no cumplir con las instrucciones de los profesores.

Como no pueden ver bien, los niños achinan los ojos en algunos casos. En la casa los menores se rehusan a ver la televisión de manera alejada, siempre quieren estar cerca, para poder distinguir mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada