jueves, 7 de julio de 2016

Leche animal, lácteos ayudan al corazón



Un científico de la Universidad de Harvard, David Ludwig, realizó un estudio que cuestiona los beneficios de la leche de bajo contenido de grasa.

El estudio, que fue publicado en el Diario de la Asociación Médica Americana de Pediatría, reveló que al extraer la grasa de la leche, ésta era sustituida por azúcares, que pueden ser potencialmente más perjudicial a largo plazo.

Los expertos sugieren que es mejor consumir leche entera, siempre que sea orgánica. Los productos lácteos pueden llegar a mejorar la salud del corazón, la diabetes, la absorción de vitaminas, reducir el riesgo de cáncer de colon, entre otros.

Se puede decir que hoy en día es muy difícil encontrar un tipo de leche que sea verdaderamente saludable para nuestro cuerpo.

Muchos de nosotros seguimos ignorando el daño que la leche puede tener en el cuerpo, pero es importante ser consciente de que las cosas ya no son como eran antes. La tecnología afecta gravemente a la comida, por lo que hoy se duda de estos productos “maravillosos y deliciosos” que se encuentran a diario en los mercados.

Aunque, desde entonces, la población ha sido advertida sobre los peligros del consumo de bebidas azucaradas, nunca habíamos incluido la leche con bajo contenido de grasa en esta lista.

En su estudio, Luwig cuestiona la justificación que se le dio a la promoción y difusión de la leche baja en grasa, teniendo en cuenta que todos los líquidos que contienen calorías y azúcares deben ser tratados con el mismo cuidado.

¿Es necesario el consumo de leche de vaca? El científico coincide con otros estudios para considerar que los seres humanos no adquieren beneficios nutricionales de la leche de vaca, y puede incluso llegar a ser muy perjudicial para el cuerpo.

La leche de vaca es popular por su contenido de calcio, lo que para muchos expertos es esencial para la salud ósea. Sin embargo, hay otros alimentos que son más ricos en calcio que la leche de vaca, y no tienen los efectos negativos para la salud que la leche puede tener a largo plazo.

Un claro ejemplo de esto es el brócoli, la col rizada, rúcula, espinaca, entre otros, que tienen más de 160 mg por porción. También hay otras fuentes, como las sardinas, nueces, semillas y verduras, que pueden ofrecer en cantidades significativas por porción. Por lo tanto, nadie debe consumir necesariamente grandes cantidades de leche para mantener los huesos sanos.



PLANTAS

Se debe optar por aumentar el consumo de otros alimentos más saludables a la hora de consumir calcio para los huesos. Hay verduras que tienen más calcio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada