lunes, 18 de julio de 2016

OPS Bolivia emite ocho recomendaciones sencillas para evitar la influenza

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Bolivia emitió ocho recomendaciones sencillas para evitar la influenza y la mortalidad del virus gripal, que durante esta etapa ha dejado casi 40 muertos.

La OPS, además de hacer esas recomendaciones, explica que son infundados los rumores que se difundieron en otros países sobre la vacuna, puesto que no hay un incremento de reacciones adversas a esta vacuna en ningún país.

Los grupos vulnerables que deben recibir la vacuna son: niños entre seis meses y dos años de edad, personas mayores de 60 años, mujeres embarazadas y personas con algún padecimiento crónico.

Las ocho recomendaciones emitidas por la OPS son:

1. Mantener a distancia de cualquier persona que tosa o estornude: La gripe se transmite por medio de las gotitas minúsculas de secreciones que se expelen al hablar, escupir, toser o estornudar.
2. Si alguien se siente enfermo, debe quedarse en casa: Descansar en cuento aparecen los síntomas aumenta, por lo general, las probabilidades de recuperarse más rápido.
3. Cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar: Esto ayuda a disminuir la dispersión del virus y el riesgo de infectar a otras personas.
4. Lavarse las manos con agua y jabón: La higiene de las manos es un buen medio para proteger a las personas de las infecciones respiratorias.
5. Destinar un espacio separado al enfermo en casa: Mantener a una persona enferma alejada de los demás ayuda a disminuir la transmisión de la enfermedad a los familiares que estén sanos.
6. Procurar que una sola persona cuide del enfermo: Así se reduce al mínimo el número de personas que tienen estrecho contacto con las gotitas de secreciones respiratorias. Procure evitar que las embarazadas cuiden de los enfermos.
7. Darle muchos líquidos al enfermo: La fiebre, la respiración acelerada y las secreciones abundantes que se expulsan por la nariz y la boca aumentan la pérdida de agua del organismo. La situación empeora por la falta de apetito, los vómitos o la diarrea.
8. Reconocer los signos de peligro y buscar atención médica de inmediato: Los signos son: respiración laboriosa, disnea; dolor en el pecho o torácico intenso; debilidad, inestabilidad al ponerse de pie, pérdida de conciencia; fiebre elevada que se prolonga por más de tres días; y crisis convulsivas o dificultad para despertarse (en los niños).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada