sábado, 30 de julio de 2016

Sangrado nasal

Muchas veces nos preguntamos ¿por qué el sangrado nasal constante de nuestro pequeño? que en términos médicos se conoce como epistaxis, es tan común que también suele ser síntoma de una enfermedad sistémica grave en la edad pediátrica, constituyendo muchas veces en un impacto muy importante en la calidad de vida del niño y de los padres.

Los niños son especialmente susceptibles para el sangrado nasal debido a tres condiciones importantes: 1) La extensa área vascular que irriga a la mucosa nasal en comparación con la del adulto, 2) La mayor frecuencia de infecciones agudas del tracto respiratorio superior lo que conlleva a un cuadro de inflamación local que predispone a estos pacientes al sangrado; y por último 3) Los traumatismos de esta región que son asociados a accidentes en el hogar. 

Existen ocasiones en las que la consulta con el otorrinolaringólogo o hematólogo deben ser necesarias, cuando existe algún trastorno mecánico o de la coagulación, el cual puede ser descubierto debido a sangrados reiterados, por lo que es importante preguntar la frecuencia, el tiempo, la cantidad y relación con otros síntomas o actividades para valorar la causa, intensidad y gravedad de la misma. Se procederá desde luego a un detallado interrogatorio, exploración física y complementar exámenes de laboratorio.

Una vez presentado el evento de epistaxis (sangrado nasal) es necesario realizar una maniobra simple como colocar la cabeza del niño en posición levemente hacia abajo y con el sector anterior de la nariz apretado, basta para detener el sangrado en unos pocos minutos, también se aconseja el uso de agua oxigenada mediante la colocación de un algodón embebido con esta sustancia podría detener eficazmente el sangrado sin ningún efecto colateral para el niño. Siendo un error colocar al paciente recostado con cabecera hacia atrás ya que el sangrado será deglutido y una vez llegado al estómago producirá irritación local con posterior vómito y mayor alarma de los padres.

Cuando la epistaxis es recurrente puede ser asociado a enfermedades sistémicas por lo que debe dirigirse inmediatamente a una valoración médica para evitar cuadros anémicos severos y situaciones de riesgo vital.

Recuerden señores papás que todo sangrado en los niños es una emergencia, aún más cuando dura más de 3 minutos, por lo que es necesario acudir a su médico de cabecera y posteriormente tener una valoración por especialidad para ver la causa, pero ante todo un botiquín de primeros auxilios con algodón y agua oxigenada no estaría de más en nuestro hogar para estas emergencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada