lunes, 4 de julio de 2016

Ventajas del Trasplante Renal

PARA LOGRAR UNA VIDA NORMAL | ES LA MEJOR Y ÚNICA ALTERNATIVA DEL ENFERMO RENAL CRÓNICO.

La Dra. Heidi Vega Soliz es Cirujana General, realizó su sub especialidad en Trasplante Renal y del Enfermo Renal Crónico en el Hospital Cosme Argerich en Buenos Aires Argentina. Actualmente trabaja en el Hospital Clínico Viedma, donde ha realiza cirugías de Trasplante Renal exitosamente, también la confección de fistulas arterio venosas y colocación de catéteres permanentes para hemodiálisis, para bien de la población que sufre de esta enfermedad.

Mi principal motivación para haber realizado esta subespecialidad fue poder ayudar al enfermo renal crónico quien no solamente se deteriora y se empobrece por la diálisis afectando a la familia y a la sociedad



EL TRASPLANTE RENAL

Para un trasplante, “los pacientes son evaluados por todas las especialidades cardiológicas, urológica, gastroenterológica hasta psicológicamente y deben estar libres de infección. La cirugía en si no es tan complicada, la parte más difícil es el pre operatorio, elegir al paciente con su donante y el manejo postoperatorio. Lo bueno en nuestro país es que se está trabajando con donante vivo relacionado en primero segundo grado con el paciente (pariente cercano, sea padre, madre, hijos o en segundo grado, tíos, allegados). Anteriormente se hacían trasplante con pariente vivo no relacionado, pero se ha tratado de cortar ese procedimiento debido al tráfico de órganos. Actualmente el gobierno ha implementado el programa de trasplante renal, que cubre todo el costo, el pre operatorio que es la evaluación, el intra operatorio que es la cirugía en sí y el postoperatorio, que es la medicación, sólo cuando el trasplante es de donante vivo relacionado”, explica la Dra. Vega.

Para esta cirugía se requiere el material adecuado, trabajar con personas idóneas y un equipo multidisciplinario entre urólogos, cirujano vascular, anestesiólogos y nefrólogos, entre otros.

“Pienso que entre más seamos en el equipo, es mejor”, dice Vega.

“El buen donante es quien mayor compatibilidad tiene con el paciente; cuando hay mayor aceptación del órgano hay menor medicación agresiva, a eso le llamamos la inducción, son los medicamentos que les damos para evitar el rechazo del órgano. Con estas posibilidades hay mayor sobrevida del injerto. Entre otras características que se deben tomar en cuenta está el hecho de que el donante debe tener el mismo tipo de sangre y el complejo Antígenos Leucocitarios Humanos (HLA), que el receptor”, indica la Dra. Vega.

El Hospital Viedma trabaja con dos equipos quirúrgicos, en el del donante entra el Dr. Lara, cirujano urólogo, en la parte cardiovascular que ayuda en la extracción del riñón está el Dr. Harold Muñoz, en la parte del receptor está mi persona como transplantóloga y el Dr. Vallejos y nuestra nefróloga la Dra. Daniela Avilés quien controla la parte clínica “He tenido la suerte de haber realizado mi formación en el Hospital Cosme Argerich en Buenos Aires, donde se realiza el entrenamiento de tanto la parte vascular que es la anastomosis del injerto del riñón y la parte urológica ligada a la vejiga”, asegura.

El Hospital tiene alrededor de 180 pacientes en diálisis. Este procedimiento siempre los deteriora, por lo que la finalidad es incentivar al Trasplante, no sólo al donante vivo, incentivamos a la Ley del Donante Cadavérico que ya está aceptada en Bolivia. Por ley, tratamos que todos los centros de referencia, los que tengan Terapia Intensiva, puedan notificar esto. El donante cadavérico es la persona que ha tenido muerte encefálica declarada, corroborada por un equipo neurológico" explica la Dra. Vega.



BENEFICIOS Y CUIDADOS DEL TRASPLANTE RENAL

“La mejor alternativa del paciente es el trasplante renal. Luego de procedimiento hace una vida normal ya que no es nada grato estar cuatro horas en diálisis, y la máquina deteriora al enfermo. No hay contraindicación absoluta para el trasplante, son relativas que se las puede ir subsanando a no ser que el paciente esté con cáncer terminal, sin embargo, siempre hay que hacer evaluaciones. La ley no discrimina a nadie, es a todos por igual. Si el paciente está en óptimas condiciones arriba de los 60 años puede trasplantarse”, dice.

En cuanto a los cuidados del postoperatorio, es vital evitar principalmente infecciones, eso abarca los primeros seis meses; con un cuidado un poco más estricto de la dieta. El paciente no debe beber alcohol, la medicación tiene que ser reglada, no debe faltarle medicamentos los cuales los tiene que tomar en horario y lo más importante hacer sus controles cada cierto tiempo: primero cada semana, después cada 15 días, cada mes, cada dos meses, cada seis y posteriormente al año.

Ventajas del Trasplante Renal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada