jueves, 18 de agosto de 2016

La ventosaterapia vuelve como tendencia

Todos aquellos que siguen muy de cerca los Juegos Olímpicos de Río, se preguntarán qué es la mancha que llevan en la espalda reconocidos atletas que han logrado obtener medallas de oro, plata y bronce en las diferentes categorías. Se trata de una terapia ancestral de la medicina tradicional china llamado Ventosaterapia o “cupping”, una técnica que se utiliza en pacientes que padecen golpes de frío, contracturas musculares, para relajación o la buena circulación sanguínea.

Una terapia sin riesgos. El especialista del Centro Quiropráctico Integral, Erlhand Campos Vivero, señaló que esta terapia alternativa se utiliza para manejar dolores en la espalda baja, fascitis plantar, y fibromialgia, además de acelerar la recuperación atlética, y para aquellos deportistas que no están lastimados incrementa el flujo sanguíneo y ayuda a reparar las fibras musculares después de un duro entrenamiento. “Los riesgos de esta terapia son mínimos, ya que incluyen moretones como chupetones, pero sus beneficios son múltiples”, dijo Campos.

Su aplicación. Campos aseguró que la aplicación de esta técnica ancestral se puede realizar de dos maneras con fuego y con aire, aunque las dos tienen las mismas funciones ya mencionadas arriba, la diferencia es que la primera permite que el fuego caliente la zona a tratar, sacando la frialdad y descontracturando el cuerpo y el aire tiene la misma función pero no saca la frialdad, solo relaja. La aplicación dura generalmente de 5 a 20 minutos, en función de la intensidad de la enfermedad, los pacientes, la edad, su reacción e, incluso, según el terapeuta.

Los famosos la usan. Recientemente se vio al campeón olímpico de natación, Michael Phelps, hace tiempo fueron las actrices Jennifer Aniston y Gwyneth Paltrow las que aparecieron en la alfombra roja con unos “chupetones” repartidos por sus hombros y espalda; luego a Justin Bieber, Chris Martin, David Arquette, Victoria Beckham, Jessica Simpson y Lena Dunham con esas misteriosas marcas circulares.

1. Recipiente
Se debe utilizar una tazas de succión de vidrio específicamente diseñadas para ventosas.

2. Para aplicar.
Cubrir el interior de cada taza con alcohol isopropílico.

3. El algodón.
Sujetar una bola de algodón a la pinza hemostática. Mojar el algodón con alcohol.

4. Fuego.
Encender la bola de algodón y colocar el algodón en la abertura a la taza.

5. Aplicar.
Retirar la bola de algodón y colocar la abertura de la taza sobre la piel y mover con los dedos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada