martes, 23 de agosto de 2016

Todo sobre la gota



LA GOTA ES UN PROBLEMA COMÚN EN NUESTRO MEDIO | SE PRODUCE POR UNA REACCIÓN DE NUESTRO SISTEMA DE DEFENSAS CONTRA LOS CRISTALES DE ÁCIDO ÚRICO.

Inicialmente, la gota fue catalogada como una enfermedad metabólica, relacionada al excesivo consumo de alimentos ricos en purinas (proteínas), lo que a su vez producía una elevación de ácido úrico en la sangre y otros tejidos, predisponiendo de esta forma al desarrollo de artritis gotosa, sin embargo, ésta teoría no explicaba por qué la gran mayoría de los pacientes que tenían ácido úrico elevado nunca presentaban artritis gotosa, y a su vez, hasta un 10 por ciento de los pacientes con artritis gotosa demostrada nunca desarrollaban elevación del ácido úrico en la sangre. Fueron estos hallazgos clínicos y laboratoriales, los que llevaron a que se investigue cuales podrían ser los factores comunes que desencadenarían ésta enfermedad.

Actualmente se sabe que en realidad, la gota, es una patología de tipo inmunológica, en la que el sistema de defensa del organismo juega un rol importante en el desarrollo de ésta enfermedad, se ha determinado que en la gota inicialmente se desencadena una reacción autoinflamatoria a nivel de las células de defensa innata, y posteriormente, ésta reacción se amplía y compromete células del sistema inmune adaptativo, explica el Dr. Néstor Gareca, docente titular de reumatología en la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Simón, con post grado en medicina interna, Reumatología e Inmunología Clínica.

“Una de las células de defensa de nuestro sistema inmune innato, son los neutrófilos, éstas en su interior tienen unas estructuras llamadas inflamasomas, las cuales en presencia de ciertos microorganismos, se activan, produciendo una respuesta de defensa normal. En personas genéticamente predispuestas, los inflamasomas también se activan con los cristales de ácido úrico, desencadenando el proceso inflamatorio que produciría la artritis gotosa. El inflamasoma específico involucrado en la artritis gotosa es la criopirina, su activación da lugar a la conversión de procaspasa en caspasa; una vez activada ésta, activa otra proteína proinflamatoria dando lugar a la interleucina 1 β, que es la principal citoquina inflamatoria en la gota, asegura”.



SÍNTOMAS Y SIGNOS

En el varón, en general, la gota se presenta desde la juventud y su frecuencia va aumentado con la edad; en mujeres, es excepcionalmente raro encontrar gota antes de la menopausia, una vez iniciado el climaterio con el cambio hormonal también hay cambios en el sistema inmunitario y por lo tanto la mujer tiene el mismo riesgo de sufrir gota que el varón.

En cuanto a los síntomas, es importante recalcar que no todo paciente con ácido úrico elevado va a tener artritis gotosa; a su vez, hasta un 10 por ciento de personas con ácido úrico normal pueden presentar artritis gotosa.



La gota produce dos tipos de síntomas: 1) Síntomas generales, debidos al proceso inflamatorio sistémico, por lo que el paciente puede presentar fiebre, malestar general, decaimiento y otros; 2) Síntomas artríticos, debidos a la afectación articular específica, en la que la articulación, va a presentar aumento de volumen (articulación hinchada), aumento de temperatura, rubor (enrojecimiento) y dolor.

La artritis gotosa puede tener varias formas clínicas:



1 Gota Aguda, característicamente, la gota aguda produce monoartritis (afectación de una sola articulación), ésta, por lo general, rápidamente llega a ser de gran intensidad, y las articulaciones más frecuentemente afectadas son, en primer lugar, la primera metatarso falángica (dedo gordo del pie), también son articulaciones comúnmente afectadas el tarso (dorso del pie o empeine), tobillos, rodillas y muñecas.

La artritis en la gota aguda, por lo general, es de corta duración y auto limitada (cede espontáneamente), a no ser que, el factor desencadenante permanezca estimulando el proceso inflamatorio (persistencia de la transgresión alimentaria, alcohólica, infecciones y mantención de medicamentos desencadenantes).” Afirma el especialista.

2 Gota Crónica Tofasea, es otra forma de presentación de la gota, ésta afortunadamente es cada vez menos frecuente gracias al mejor conocimiento que se tiene de esta enfermedad, en ésta forma clínica se produce la acumulación progresiva de ácido úrico con la consiguiente deformación paulatina de los tejidos afectados, los tejidos más comúnmente afectados son las articulaciones, bursas, orejas, y tejido subcutáneas (bajo la piel).

La artritis en la gota crónica tofasea, por lo general se presenta como una artritis persistente, menos intensa, puede comprometer varias articulaciones (poliartritis gotosa) y de tiempo en tiempo puede manifestarse en forma aguda muy intensa en alguna articulación.

“En cuanto a las consecuencias, la acumulación progresiva del ácido úrico en las articulaciones y la artritis que se producen en estas, va a producir daño y destrucción paulatina de la articulación, llegando a casos extremos en los que producen invalidez del paciente, se produce una artritis deformante muy parecida a la artritis reumatoide”, indica el Dr. Gareca.

Los fármacos utilizados para controlar la artritis gotosa son: a.Colchicina, este medicamento es el pilar del tratamiento ya que a dosis bajas estabiliza el inflamasoma por lo tanto previene las crisis, no es recomendado usarlo a dosis altas por los efectos secundarios que produce; b. Antiinflamatorios, se deben usar durante la crisis y están contraindicados en personas hipertensas, con problemas renales o con antecedentes de ulcera péptica o gastritis; c. Corticoides, estos fármacos deben ser prescritos solo en casos especiales y por el especialista d. Anakinra es un fármaco biológico, relativamente nuevo, que bloquea a la Interleuquina 1 β, actualmente no está disponible en nuestro país, y es de manejo del especialista.

3 Gota Intercritica, es el periodo de tiempo entre crisis y crisis de artritis gotosa, es importante recalcar, que en pacientes hiperurisémicos, solo en este periodo se debe realizar el tratamiento farmacológico para disminuir los niveles plasmáticos de ácido úrico, para esto, se debe determinar si el paciente tiene exceso de producción o déficit en la eliminación de ácido úrico.

Los medicamentos aprobados por la FDA (Food and Drug Administration) y utilizados para este efecto son de dos tipos: fármacos que disminuyen la producción de ácido úrico (Allopurinol, Febuxostat) y fármacos que ayudan a eliminar el ácido (Probenecid), actualmente ha salido al mercado la Pegloticasa, éste es un fármaco de muy alta potencia obtenido por ingeniería genética (No disponible en Bolivia)



ERRORES FRECUENTES EN EL TRATAMIENTO

Los errores en el tratamiento de la gota van a hacer que la crisis de la artritis gotosa se haga más intensa, más prolongada e incluso se convierta en una crisis de poliartritis aguda, entre los errores más frecuentes están:



1 Inicio de tratamiento con fármacos hipourisemiantes durante la crisis de artritis gotosa.

“Por lo tanto durante la crisis no hay que dar medicamentos para bajar el ácido úrico”.



2 Pensar que la cerveza es la única bebida alcohólica que desencadena artritis gotosa, en realidad todas las bebidas alcohólicas desencadenan artritis gotosa, por lo tanto todas están prohibidas.



3 Administrar Complejo B al paciente gotoso, la vitamina B eleva los niveles de Uricemia por lo tanto está prohibida su administración a pacientes gotosos.



4 No tener presente que hay fármacos que producen crisis de gota, entre estos están las enzimas digestivas, la aspirina y los diuréticos.



ROL DE LA DIETA EN LA GOTA

La dieta es la base del tratamiento de la gota y ésta debe realizarse durante la crisis (dieta estricta) y durante los periodos intercriticos para prevenir las crisis (dieta amplia)

Alimentos ricos en purinas como carnes rojas, mariscos, enlatados, embutidos, menudencias como: hígado, riñón, tripa, legumbres como porotos, garbanzos, lentejas, arvejas, habas, verduras que vienen en vainas, espinaca, repollo, espárragos, coliflor, acelga, champiñones, trufas, condimentos como pimienta, mostaza, ajo, comino. Dentro de la dieta también es vital evitar todo tipo de bebida alcohólica, asimismo los azúcares refinados y ricos en fructosa pueden desencadenar gota.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada