martes, 13 de septiembre de 2016

Métodos anticonceptivos Jóvenes muestran alto interés en “pastilla de emergencia”

La Feria de Salud de la Facultad de Medicina de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) permitió a los jóvenes alteños recabar información sobre diferentes temas de salud sexual y reproductiva, donde mostraron un alto interés para conocer detalles del uso de la “pastilla de emergencia”.

En los estantes destinados a la información sobre salud sexual y reproductiva se recibió a decenas de parejas que solicitaban información.

Fanny Luz Chambi, una de las estudiantes encargadas de atender el puesto de información, aseguró que pese a que debe explicar todos los métodos anticonceptivos para conocimiento de la población, reconoce que creer que los métodos naturales (como el calendario o la etapa de lactancia) pueden favorecer a prevenir un embarazo, es un error y científicamente no es favorable. “Pero no le decimos eso a la gente, porque existe una influencia de su contexto que refuerza que solamente busquen usar este método”, observó.

PASTILLA

En cuanto a la “pastilla de emergencia”, también denominada “pastilla del día después”, de acuerdo con la universitaria, este es uno de los métodos consultados con mayor frecuencia, especialmente por parte de los y las adolescentes.

Asimismo, aclaró que esta pastilla permite la alteración de la conducta hormonal de la consumidora, lo que es ocasionado por un compuesto químico en el cuerpo femenino que permite “reiniciar nuevamente el periodo menstrual”.

Aclaró también que quienes opten por este método pueden enfrentar dolor de senos, cabeza o mareos, como consecuencia de la cantidad de hormonas que se llega a ingerir y la alteración registrada por las hormonas del cuerpo. “Las consecuencias, si el consumo es frecuente o son consumidas como si fueran vitaminas, pueden ser graves, hasta ocasionar la esterilización de la mujer y generar quistes ováricos, como consecuencia de la cantidad de hormonas que fueron ingeridas”, indicó.

Las y los adolescentes si bien pueden adquirir medicamentos libremente en las farmacias, no ocurre lo mismo con la proporción de información adecuada y precisa para la salud sexual y reproductiva, como es el caso de las pastilla de emergencia que genera riesgos al ser consumidas incluso después de los días que define el medicamento. “Además, no son las mujeres las que no llegan a comprar el medicamento de las farmacias, sino son sus parejas quienes compran sin consultar las consecuencia. A ello se suma que por año las mujeres solo deben ingerir o consumir tres veces las pastillas de emergencia, en caso de un consumo más frecuente, existen riesgos en la salud de la mujer”, explicó.

CONDÓN

Si bien, los preservativos representan uno de los métodos de prevención más aconsejables por las normas internacionales porque no solo evitan embarazos sino posibles transmisiones sexuales, en El Alto los varones tienden a rechazarlo como consecuencia de posiciones machistas inadecuadas. “Sobre todo cuando hablan de que ellos no perciben la sensibilidad adecuada, que no es lo mismo, razón por la que rechazan el uso del mismo. Como respuesta, las mujeres, con el miedo a no perder a la pareja, se ponen en riesgo de enfrentar enfermedades venéreas o un embarazo no deseado ni menos planificado, aceptando tener relaciones sexuales sin este preservativo”, lamentó Chambi.

Para el uso de métodos anticonceptivos, no sólo debe modificarse los procesos de educación y orientación desde los hogares y colegios, sino también reeducarse las personas para valorar más la responsabilidad de engendrar niños, sin haber planificado en pareja esta etapa de la vida, concluyó Luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada