viernes, 28 de octubre de 2016

Deportes de contacto pueden causar várices

Pese a que el ejercicio disminuye la posibilidad de tener várices en las piernas, existen ciertos deportes que no tienen la protección necesaria para su práctica y con el contacto o golpes recibidos en las piernas, pueden producir anomalías en el retorno venoso, asegura el flebólogo Luis René Arias Villarroel.

“La gente que no hace deporte por lo general tiene várices, pero existen deportistas que juegan fútbol y que lo hacen sin la protección de canilleras y estos reciben constantes golpes en las piernas que pueden provocar lesiones y crear anomalías en el retorno venoso”, explica el flebólogo.

Otro deporte al que hace referencia el especialista es el taekwondo que en muchas ocasiones no tiene protección debajo del uniforme, como tobilleras, pantorrilleras y rodilleras, los cuales amortiguan las patadas múltiples que se recibe del adversario.

“Lo que he notado es que se utiliza rodilleras muy ajustadas, porque no son a su medida, esto causa insuficiencia en el retorno venoso porque hace el efecto torniquete que es muy común en las várices provocadas. Similar al efecto que causan las famosas medias nylón para pantalón, con el elástico debajo de la rodilla”, afirma Arias.

Los golpes en las piernas son muy comunes, en particular en deportes como el fútbol, taekwondo y full contact, entre otros, tanto en su práctica diaria como en las competencias a nivel nacional e internacional.

“En algunos tratamientos postquirúrgicos, luego de lesiones deportivas graves se suele poner yeso para solucionar el problema, pero en algunos casos puede estar mal colocado y causar un problema vascular. Por ejemplo, tuve un caso de una persona con esguince que le enyesaron y le pusieron mal el yeso a tal punto que al sacarlo se estaba necrosando el tejido de la extremidad”, asegura Arias.

El especialista dijo que lo recomendable es dejar en manos de los traumatólogos este tipo de lesiones en extremidades inferiores. porque ellos tienen experiencia en tratar estos casos, y no dejar que lo haga una persona inexperta que en lugar de solucionar el problema puede causar problemas mucho más graves.

“En la práctica diaria del taekwondo, se realiza por lo menos unas 50 o más patadas en la bolsa, que sirve para ejercitar la distancia y potencial del golpe. En el full contact de igual manera se realizan patadas que combinan diferentes artes marciales con el boxeo y que no tienen protección alguna en esta zona, consiguientemente las lesiones en las extremidades inferiores son más frecuentes”, acota Arias.

El flebólogo asegura que no existe una medicina preventiva en el deporte y que por esta razón muchas personas practican estos deportes sin considerar las consecuencias posteriores que traen por desconocimiento y a veces porque hay algunos lugares que no dan a conocer la protección que se debería tener.

“Las consecuencias de los golpes en las piernas pueden afectar a nivel vascular y linfático con graves consecuencias en el futuro, con esto no digo que el practicar estos deportes es malo, sino que se debe tener el equipo necesario de protección y en las competencias se debería tener un control riguroso para ello”, aconseja Arias.

El especialista asegura que tiene muchas deportistas que practican full contact y que han sufrido derrames venosos, porque no utilizan la protección necesaria, sino que lo hacen con short y la pierna descubierta, en estos casos se ha tenido que recurrir a la suspensión de estas actividades hasta 8 meses para realizar el tratamiento.

“En el caso del full contac solo les dejo hacer calistenia, que es la parte física pero no pueden recibir golpes en sus piernas hasta el término del tratamiento con escleroterapia. Sucede lo mismo en el caso de los futbolistas, solo se autoriza hacer tiros, técnica, pero no participar en los partidos por lo menos 8 meses”, explica el flebólogo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada