domingo, 9 de octubre de 2016

El VIH ‘desaparece’ del cuerpo de un paciente y da esperanzas



Una terapia experimental da esperanzas para encontrar, por fin, la cura del VIH, luego de que el virus ‘desapareciera’ de la sangre de un paciente tras dos semanas de tratamiento.

Un equipo, conformado por científicos de cinco universidades del Reino Unido –de Oxford, Cambridge, la Imperial College London, University College of London y King’s College London-, está probando la nueva terapia con 50 pacientes y uno de ellos puede ser la primera persona en curarse, según informa el periódico Sunday Times.

El paciente, cuyo nombre se mantiene en reserva, es un trabajador social británico,de 44 años. Luego de haber recibido el tratamiento por dos semanas, los médicos no encuentran rastros del virus en su cuerpo. "Mi última prueba de sangre fue hace un par de semanas y no hay virus detectable”, declaró al diario inglés The Telegraph y añadió: “Sería un gran logro si, después de todos estos años, se encuentra algo para curar a la gente de esta enfermedad. El hecho de que yo haya sido parte de eso sería increíble".

Resultados preliminares
Por el momento, los especialistas no se animan a hablar de una ‘cura’ definitiva porque hay probabilidades de que el virus reaparezca en la sangre del paciente. Creen, sin embargo, que el método es muy esperanzador. “Se trata de uno de los primeros intentos serios de una cura completa para el VIH. Estamos explorando la posibilidad real de curarlo. Es un gran desafío y, aunque aún es pronto, el progreso ha sido notable", manifestó el director general del Instituto Nacional de la Salud y Oficina de Investigación de la Clínica de Infraestructuras de Investigación, Mark Samuels.

Los resultados del ensayo clínico se presentarán en 2018. Si todo sale bien y el virus no regresa, esta terapia puede cambiar -y prolongar- la vida de 36,7 millones de personas que en 2015 tenían el virus, según datos publicados por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

El tratamiento
Cuando el virus ingresa en el organismo, un porcentaje del VIH se queda almacenado dentro de las células, en los linfocitos T. Los antirretrovirales pueden desaparecer todos los virus de la sangre y los tejidos, excepto los que están escondidos dentro de las células.

Es por eso que el VIH es tan difícil de tratar y el método actual es parcial.
La nueva terapia funciona en dos etapas. En primer lugar, una vacuna ayuda al cuerpo a reconocer las células infectadas por el VIH, por lo que puede limpiar el virus. En segundo lugar, un nuevo fármaco, llamado vorinostat, activa las células T latentes para que puedan ser vistas por el sistema inmune, señala el periódico The Telegraph

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada