martes, 1 de noviembre de 2016

¿Cómo puedo reducir la fiebre de mi hijo sin usar medicamentos?

Si tu hijo tiene fiebre y no tienes medicación a la mano o prefieres bajar su temperatura sin usar medicamentos como el acetaminofén o el ibuprofeno, existen otros métodos a los que puedes recurrir.

Reducir la fiebre de tu hijo no ayuda a curar la enfermedad o el problema. (De hecho una fiebre puede ayudar al cuerpo de tu hijo a combatir una infección). Pero si la temperatura de tu pequeño es demasiado alta y lo hace sentirse muy incómodo o le provoca deshidratación, bajarle la fiebre puede ayudarlo a sentirse mejor.

Coloca una toallita húmeda y fresca en la frente de tu hijo mientras descansa, dale un baño de tina con agua tibia o un baño de esponja. A medida que el agua se evapora de su piel, se refrescará y le bajará la temperatura. No uses agua fría porque puede producirle escalofríos y causar que la temperatura de su cuerpo aumente.

Asimismo, no uses alcohol (un antiguo remedio para bajar la fiebre) porque puede causar un aumento drástico de la temperatura y es posible que incluso, envenenamiento por alcohol. Ofrécele a tu hijo abundantes líquidos y alimentos fríos, como paletas de hielo o yogur, para ayudar a refrescar el cuerpo de adentro hacia afuera y mantenerlo hidratado.

Usa un ventilador. Pero recuerda que debes evitar que tu hijo se enfríe así que mantén el ventilador a una velocidad baja. Procura que circule el aire alrededor del pequeño en lugar de que le sople de manera directa. Quítale las capas de ropa a tu hijo, para que pueda perder calor más fácilmente a través de su piel. Vístelo con una capa de ropa ligera. Si está temblando de frío, dale una cobija liviana hasta que se caliente.

Procura que tu niño permanezca dentro de un lugar fresco. O si está afuera, debe permanecer en la sombra. Llama al doctor de inmediato si tu hijo es menor de 3 meses y tiene fiebre. Para un bebé de 3 a 5 meses, llama al doctor si la temperatura alcanza 101 grados Fahrenheit (aproximadamente 38,5 grados centígrados) o más. Una vez que tenga 6 meses de edad, llama al médico si la fiebre sube 102 grados (casi 39 grados centígrados) o más.

No importa qué edad tenga tu hijo, llama al doctor si tiene fiebre acompañada de otros síntomas serios, como dificultad para respirar o manchas moradas en su piel. Éstos pueden ser una señal de una infección bacteriana seria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada