miércoles, 7 de diciembre de 2016

¿Presión baja?



No lleva mucho tiempo y tampoco hace falta ir corriendo al médico, ya que la presión sanguínea puede tomarse en cualquier farmacia. Todo el mundo presta atención a la presión alta debido a sus posibles consecuencias, como apoplejías o infartos, pero nadie se preocupa por la presión baja, a pesar de que no siempre es inofensiva.

Si se sufre de presión baja, el médico debería investigar primero si esta tiene una causa orgánica, ya que a veces es síntoma de un funcionamiento deficiente de la glándula tiroides o de enfermedades del corazón como insuficiencia cardíaca.

¿Cuándo tenemos presión baja?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera baja una presión de menos de 110 a 60 en las mujeres y de menos de 110 a 70 en los hombres. La presión baja afecta al 5 por ciento de la población mundial.

No es una enfermedad en sí, sino que depende más que nada de una alteración de la circulación. Los afectados se toman en serio la hipotensión solo cuando, en determinadas situaciones, sienten mareos, zumbido en los oídos o sensibilidad al frío.

Los adultos mayores

Los ancianos deben prestar especial atención a la presión baja, ya que si se marean mucho al levantarse o ponerse de pie, se arriesgan a caerse al piso y sufrir lesiones como una fractura de cadera.

Si bien las personas que sufren de presión alta pueden tomar una medicación para bajarla, las que tienen presión baja en general no pueden tomar ningún medicamento. Una de las opciones es intentar levantar la presión mejorando la circulación y el suministro de oxígeno. ¿Cómo? Por ejemplo, con duchas que alternen el agua fría y el agua caliente, ya que mejoran la circulación.

Sin embargo, es conveniente consultar antes con el médico ya que este tipo de duchas pueden estar contraindicadas en el caso de algunas enfermedades, como problemas venosos.

Mucha sal y agua

Los hombres y mujeres con presión baja deberían comer con bastante sal. Es importante que su alimentación sea rica en minerales y vitaminas, es decir, que incluya muchas verduras y frutas.

Además, es bueno para la circulación tomar al menos dos litros de agua mineral al día. Determinadas hierbas, como el romero, que activan la circulación, también pueden tener un efecto beneficioso sobre la presión. Otra forma de mejorar la circulación es pedalear en el aire, con las piernas en alto, todas las mañanas en la cama, antes de levantarse, o recurrir a métodos de relajación como yoga o técnicas de respiración. Todo ello aumenta el suministro de oxígeno que llega al cerebro.

Otro consejo, tan antiguo que lo recomendaban todas las abuelas, es recostarse y levantar las piernas. Cuantas más veces a lo largo del día, mejor. •

Consejos para subir la presión baja

Toma duchas que alternen el agua fría y el agua caliente, ya que mejoran la circulación (previa consulta con el médico).

Los hombres y mujeres con presión baja deberían comer con bastante sal.

Ingerir muchas frutas y verduras, para aportar minerales al cuerpo.

Tomar por lo menos dos litros de agua mineral al día.

El ajo es muy bueno para subir la presión.

Las hierbas que activan la circulación, como el romero, pueden tener un efecto beneficioso sobre la presión.

Pedalear en el aire, con las piernas en alto, todas las mañanas en la cama, antes de levantarse.

Recurrir a métodos de relajación, como yoga o técnicas de respiración.

Recostarse y levantar las piernas. Cuantas más veces a lo largo del día, mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada