sábado, 7 de enero de 2017

Aseguran que el mesenterio es un nuevo órgano


La noticia del descubrimiento de un nuevo órgano en el aparato digestivo sorprendió esta semana a los internautas en todo el mundo. Se trata del Mesenterio, un supuesto órgano que conecta los intestinos con el abdomen, que aparentemente estuvo ignorado por muchos años.

"La descripción anatómica que se estableció hace unos 100 años era incorrecta. Este órgano está lejos de ser fragmentario; es una estructura simple, continua y única", señaló J. Calvin Coffey, investigador del Hospital Universitario Limerick, en Irlanda, líder del equipo que realizó el descubrimiento, según publicó la revista médica The Lancet.

"En el estudio, que ha sido revisado y aprobado por colegas, decimos que ahora tenemos un órgano en el cuerpo que hasta la fecha no se había reconocido", señaló el médico cirujano.

No obstante, la gastroenteróloga Carolina Silva, de la Clínica Foianini, aclaró que el mesenterio se estudia en la medicina desde que se estudio el cuerpo, pero no como un órgano. “En el último Congreso Panamericano de Gastroenterología en Cartagena, Colombia, donde se presentan todas las novedades no se habló nada al respecto”, manifestó, en contacto telefónico con EL DEBER.

Silva indicó que, pese a que el estudio ya fue publicado en una revista científica, la última palabra la tienen las organizaciones de salud internacionales como las de EEUU y Europa.

Cuál es su función
El mesenterio es un doble pliegue del peritoneo -como se llama el recubrimiento de la cavidad abdominal- que une el intestino con la pared del abdomen y permite que se mantenga en su lugar. Es decir, sirve de sostén y lleva irrigación a las vísceras.
Ahora que se ha detallado su estructura y características anatómicas, es hora de focalizarse en la funcionalidad, según el artículo Tde he Lancet.

Y aunque el funcionamiento del aparato digestivo no cambia, la confirmación de que esta porción de tejido es efectivamente un órgano "nuevo" abre la puerta de una nueva disciplina de estudio.
"(Es) el próximo paso... Si entendemos su función podemos identificar las anomalías, y establecer que entonces tienes una enfermedad (cuando el funcionamiento es anormal)", indicó Coffey, de acuerdo a la publicación en The Lancet


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada