martes, 3 de enero de 2017

Ojo con la hepatitis B

Mucha gente no nota que se ha pescado una hepatitis B. A veces, en los primeros seis meses los síntomas se presentan como algo similar a una gripe.

La hepatitis B se transmite fundamentalmente por vía sexual. Puede generar infecciones crónicas en el hígado, incrementar el riesgo a sufrir una cirrosis y cáncer hepático.

Desde 1982 se dispone de una vacuna con una eficacia del 95% en la prevención de la infección y la aparición de una enfermedad crónica y cáncer de hígado debido a la hepatitis B. •

Datos y cifras (hasta julio de 2016)

La hepatitis B es una infección vírica del hígado que puede dar lugar tanto a un cuadro agudo como a una enfermedad crónica.

El virus se transmite por contacto con la sangre u otros líquidos corporales de una persona infectada.

Se estima que hay 240 millones de personas que padecen infección crónica por el virus de la hepatitis B (definidas como positivas al antígeno superficial del virus de la hepatitis B durante al menos seis meses).

Más de 686 mil personas mueren cada año como consecuencia de la hepatitis B, incluido por cirrosis y cáncer hepático.1

La hepatitis B representa un importante riesgo laboral para los profesionales sanitarios.

La hepatitis B es prevenible con la vacuna actualmente disponible, que es segura y eficaz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada