sábado, 4 de marzo de 2017

Salud y demencia, cuidarse a mediana edad puede prevenir el mal




Los hombres y mujeres de mediana edad en riesgo de enfermedad cardíaca también podrían enfrentarse a mayores probabilidades de demencia a una edad más avanzada, sugiere un nuevo estudio, informó HealthDay News.

Los factores de riesgo como fumar, la hipertensión y la diabetes podrían aumentar las probabilidades de demencia casi tanto como portar el gen que incrementa el riesgo de enfermedad de Alzheimer, reportaron los investigadores.

"La mayoría de esos factores de riesgo son tratables o prevenibles. Y es importante tratar esos factores de riesgo vasculares (del sistema circulatorio) a partir por lo menos de la mediana edad, si no antes", enfatizó la investigadora líder, Rebecca Gottesman, profesora asociada de neurología y epidemiología en la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Son factores de riesgo importantes no sólo para la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular, sino también para la demencia", explicó.

Sepa cuál es su presión arterial, para que pueda tratarla si es alta. Sepa también si tiene diabetes, de forma que puede controlarla y tratarla. Y deje de fumar, aconsejó Gottesman.

Agregó, sin embargo, que no hay garantías de que controlar esos factores de riesgo cardíaco reduzca el riesgo de demencia, pero es probable que sí.

La investigación

En el estudio, Gottesman y sus colaboradores recolectaron información sobre más de 15.700 hombres y mujeres que participaron en un estudio que comenzó en 1987 en cuatro comunidades de Estados Unidos.

En el transcurso del estudio, el riesgo de demencia aumentó según se había anticipado, dijo Gottesman. Pero las personas que tenían un riesgo de enfermedad cardíaca al principio del estudio, cuando tenían de 45 a 64 años de edad, presentaban un riesgo significativamente más alto de demencia, añadió.

Durante el estudio, más de 1.500 personas desarrollaron demencia. El riesgo fue un 41 por ciento más alto entre los fumadores de mediana edad, un 39 por ciento más alto entre los que tenían hipertensión (140/90 mm Hg o más), y un 31 por ciento más alto entre los que estaban en el umbral de la hipertensión (entre 120/80 mm Hg y 139/89 mm Hg), encontraron los investigadores.

Pero la diabetes en la mediana edad se vinculó con el riesgo más alto de demencia, de un 77 por ciento, en comparación con las personas sin diabetes, señaló Gottesman.

Algunos factores de riesgo tuvieron un efecto distinto en negros y blancos. Por ejemplo, fumar y portar un gen que se sabe que aumenta el riesgo de Alzheimer tuvieron un impacto más contundente en los blancos, encontró el estudio.

Los resultados fueron presentados el miércoles pasado en la Conferencia Internacional sobre el Accidente Cerebrovascular, en Houston.

Sam Gandy, director del Centro de Salud Cognitiva del Hospital Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, dijo que tiene sentido que las enfermedades que afectan a la circulación de la sangre afecten al cerebro.

La obesidad, el colesterol alto, la diabetes mal controlada y la hipertensión en la mediana edad aumentan el riesgo de Alzheimer más adelante, aseguró.

"Estos hallazgos encajan bien con la idea de que el Alzheimer se relaciona con los riesgos de la mediana edad que preparan para una degeneración cerebral a una edad más avanzada", indicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada