Ultimos Articulos

sábado, 2 de mayo de 2015

La Hepatitis A bate récord, hay más de 40 casos sólo en Uriondo

La Hepatitis A vuelve a castigar al municipio de Uriondo, al parecer la enfermedad se escapó de las manos de las autoridades. Según el reporte del Servicio Departamental de Salud de Tarija (Sedes), en tres meses y medio ese municipio superó el número de casos reportados en toda la gestión 2014.
Pero no sólo eso, sino que si se reportan nueve casos más, igualará la cifra de enfermos que se registró el año pasado en todo el departamento de Tarija.
De acuerdo a los datos del Sistema Nacional de Información en Salud (SNIS), en el año 2014, en el departamento de Tarija se registró 80 casos sospechosos de Hepatitis A, de los cuales 49 dieron positivo y tres fueron los municipios afectados.
En ese sentido, el informe especifica que del total de los casos, 38 fueron de Uriondo, siete de Cercado y uno de Bermejo.
Pero en lo que va del año 2015, las estadísticas indican que ya se superaron los 50 casos en todo el departamento, de ellos, 41 están concentrados en el municipio de Uriondo. De esa jurisdicción, un 70 por ciento son pobladores de El Valle y el restante porcentaje se dispersa entre las comunidades de esa zona.
En la primera semana de febrero de este año se registraron los primeros seis casos en ese municipio. Para ese entonces las autoridades competentes afirmaron que se iba a realizar el bloqueo correspondiente, y que se iba coordinar para difundir las medidas de prevención, porque básicamente esa patología se origina por una mala higiene.
Pero al parecer eso no dio resultado, porque la enfermedad cada vez gana más víctimas en ese lugar. Aunque de acuerdo a la población de esa jurisdicción, el número de casos no es muy representativo en términos porcentuales (según el Censo de Población y Vivienda 2012, Uriondo tiene 14,876 habitantes). Pero lo cierto es que no logran controlar la enfermedad.
La responsable de Epidemiología del Sedes, Mónica Reynolds, señaló que uno de los motivos para que la enfermedad se propague es que los médicos no hicieron un seguimiento a los afectados. Además que la higiene en los establecimientos educativos no es la adecuada, lo que origina un foco de infección.
Hasta el año pasado se manejó la hipótesis de que la causante de este mal era el agua, pero Reynolds descartó esta posibilidad e insistió en que no se realiza la limpieza adecuada en los baños y que se descuidó la prevención.
En ese sentido, señaló que se reactivará la capacitación de formas de prevención. Una de las actividades consistió en realizar la limpieza el 28 de abril en el nivel primario, y al día siguiente en el nivel secundario.
Asimismo, informó que se coordinó con las autoridades municipales para definir acciones que ayuden a frenar el número de casos de Hepatitis A.
Por otro lado, el director del Hospital Fanor Romero de El Valle, Roger Guerrero, en una anterior entrevista advirtió que la enfermedad se podía propagar cuando empiecen las actividades escolares.
Por lo cual, señaló que la normativa y protocolo indican que un individuo que contraiga ese mal tiene que permanecer en su casa durante 45 días, y que por eso es necesario que los profesores y directores sean tolerantes con estos pacientes, por lo menos unos 30 días.
El virus de la Hepatitis A persiste en el medio y puede resistir a los procesos de producción de alimentos usados habitualmente para inactivar y/o controlar las bacterias patógenas.

La Hepatitis A se asocia con el agua insalubre
Según la Organización Mundial de Salud (OMS), la Hepatitis A se asocia a la falta de agua salubre y a un saneamiento deficiente. Como así también se transmite por la ingestión de alimentos o bebidas contaminadas o por contacto directo con una persona infectada por el virus.
La Hepatitis A es una virosis hepática que puede causar morbilidad moderada a grave. Cada año se registran aproximadamente 1,4 millones de casos de Hepatitis A en todo el mundo.

viernes, 1 de mayo de 2015

Cirugías de urología

En el hospital Virgen Milagrosa de la Villa Primero de Mayo están en la preselección de pacientes para operaciones a bajo costo de urología.

Las cirugías inician el lunes. Un equipo de médicos españoles llega el sábado para hacer evaluaciones de los pacientes que ya fueron preseleccionados. El próximo lunes comienzan las cirugías, serán toda la semana. Los pacientes que tienen problemas como descenso de vejiga, próstata y cálculos renales pueden presentarse en el hospital hasta este sábado. La responsable de información, Karen Taborga, explicó que se ayudará con algunos medicamentos que traen los médicos y que se cobrará un monto mínimo. Se pueden realizar consultas a los teléfonos: 3620239-75648382. "Esta campaña se organiza para poder ayudar a las personas de escasos recursos", aseveró.

En la versión del 2014 de esta campaña se benefició a más de 29 pacientes.

jueves, 30 de abril de 2015

Video Conozca cuáles son los síntomas de una enfermedad renal

Video La ciencia permite que niños de madres portadoras de VIH puedan nacer sin el virus

Video Confirmaron 3.000 casos de chikungunya en Santa Cruz

¿Para qué sirven las lagañas?

No se ven bonitas y no se sienten bonitas... Esa especie de basurita pegostosa con la que nos encontramos en las mañanas en nuestros ojos es otro de esos "residuos orgánicos" con los que hemos aprendido a vivir, sin entender demasiado bien para qué sirven.

¿De dónde salen? ¿De qué están hechas? Una mañana me propuse averiguarlo.

En busca de la lagaña perdida

Los ojos de los mamíferos terrestres, sean humanos, perros o elefantes, se encuentran cubiertos por tres capas proyectoras que les permiten cumplir sus funciones.

La capa más cercana al ojo es la glucocálix, y está formada casi completamente de moco.

Se encuentra sobre la córnea y atrae agua, lo cual permite una distribución uniforme de la segunda capa: una solución lagrimal basada en agua de unos cuatro micrómetros (tan grueso como un hilo de una telaraña).

A pesar de ese tamaño, esta capa es muy importante porque mantiene nuestros ojos lubricados y los limpia para prevenir infecciones.

Finalmente está la capa más externa, compuesta de una sustancia aceitosa, compuesta de lípidos como ácidos grasos y colesterol.

Las lagañas han evolucionado hasta adaptarse increíblemente al cuerpo de los mamíferos.

A temperatura normal del cuerpo humano, esta sustancia es un aceite claro con fluidez. Si baja un grado, se convierte en algo parecido a una cera blancuzca y sólida, las lagañas.

Temperatura y humedad

Las lagañas se pueden formar mientras duermes por dos razones. La primera, el cuerpo se enfría un poco durante la noche, de modo que parte de la sustancia aceitosa secretada por las glándulas meibomias se endurece un poco.

La segunda, de acuerdo con el oftalmólogo australiano Robert G. Linton y sus colegas, es que "el sueño hace que se relajen los músculos sobre las glándulas meibomias (…) lo suficiente como para generar un exceso de fluidos sobre las raíces de las pestañas durante el sueño".

En otras palabras, en las noches nuestros ojos están cubiertos de más meibomio de lo acostumbrado, y cuando se enfría, terminamos con esa basura pegajosa en los ojos.

¿Y qué función cumple?

Lo primero es prevenir que las lágrimas broten continuamente de nuestros ojos y corran por nuestras mejillas todo el tiempo.

Al mantener las lágrimas en nuestros ojos, las lagañas también ayudan a mantenerlos humectados. De hecho, algunos académicos han encontrado que los ojos de los conejos –a los que se les ha extraído la glándula de meibomio– pierden agua por evaporación 17 veces más que la tasa normal.

Las lagañas no son lo único que impide la resequedad en nuestros ojos.

Parpadear también es importante: al hacerlo se exprimen las glándulas meobomias, produciéndose un poco mas de esta sustancia para recubrir el ojo en vez de segregarlo continuamente.

Parpadear también ayuda a mezclar el aceite producido por las glándulas meibomias con el agua de las lágrimas, para formar una emulsión llamada película lagrimal. Si permaneces mucho tiempo sin parpadear, esta sustancia se deshace –el agua y el aceite no se mezclan muy bien- dejando la córnea expuesta al aire.

En el mejor de los casos esto puede ser incómodo, en el peor, puede transformarse en una situación crónica de ojo reseco.

El peligro del ojo reseco

El oftalmólogo japonés Eiki Goto describe la condición de ojo reseco como "una deficiencia mayor de lágrimas", que afecta a millones de personas alrededor del mundo.

Sumado a la resequedad, este desorden en la producción de lágrimas genera fatiga en el ojo, enrojecimiento, irritación y la sensación de que el globo ocular es más pesado que lo normal.

A pesar de la molestia y la frustración asociadas con esta condición, y el impacto que esto tiene con la calidad de vida, históricamente no ha sido considerado un desorden visual serio.

No obstante, Goto se muestra en desacuerdo con esta apreciación. Utilizando sofisticadas formas de probar la precisión visual, este oftalmólogo descubrió que los ojos pierden su suavidad cuando este fluido se seca.

Esto hace que aberraciones ópticas se vuelvan más comunes, debido a que la luz es más propensa a esparcirse sobre una superficie áspera, haciendo muy difícil que se forme una imagen precisa en la retina.

Esto pudiera explicar otro de los descubrimientos de Goto: los pacientes con ojos resecos tienden a parpadear casi dos veces más que aquellas personas con lubricación normal. Es posible que hagan eso porque estén tratando inconscientemente de mantener la precisión visual.

No por mucho parpadear...

Uno pudiera pensar que la solución a la condición de ojos resecos sería parpadear tantas veces como sea posible.

Desafortunadamente, es más fácil decirlo que hacerlo en nuestro mundo moderno.

El problema es que muchas de nuestras tareas diarias –manejar, leer, escribir en un teléfono inteligente o trabajar con una computadora- nos inducen a no pestañear. En consecuencia, reducimos la frecuencia de los parpadeos mientras realizamos esas actividades.

Por ejemplo, al manejar a cierta velocidad –especialmente cuando superamos los 100 km/h- el parpadeo es menos frecuente. Para los pacientes que sufren de resequedad en los ojos esto significa que su precisión visual disminuye por debajo del mínimo requerido para tener una licencia de conducir.

En otro estudio de Goto se evidencia que la precisión visual promedio en los pacientes con esta condición es de 0.3, lo cual es menos del 0.7 exigido a los conductores en Japón, y menor al 0.5 requerido para obtener una licencia en Estados Unidos.

"Esto sugiere que la precisión visual en algunos grupos de pacientes no es adecuada para manejar", escribe Goto.

Es por ello que la próxima vez que despiertes y se encuentre con lagañas en sus ojos, tómate unos segundos para recordar cuán importante es producirlas.

Prevenga esas molestosas piedras Cómo cuidar sus riñones

Las piedras en los riñones es un mal del cual sufren muchas personas, esta enfermedad trata de un trastorno que tiene lugar en estos órganos vitales y que se caracteriza por fuertes dolores. Las piedras se pueden eliminar a través de la orina, pero muchas veces es necesario operar para extraerlas. Pero para prevenir esta enfermedad le damos consejos saludables y que están al alcance de todas las personas.

Consuma mucha agua. Una correcta hidratación ayudará a depurar los riñones y mantener una buena salud. La formación de piedras y cálculos se debe en muchos casos a procesos de deshidratación. Otra medida de prevención es consumir el agua lo más natural posible. Lo ideal es ingerir agua destilada que no posee ningún resto de residuos minerales ni bacterias que en la mayoría de los casos son los culpables de la formación de piedras.

Disminuya el azúcar. Disminuir la ingesta de azúcares es esencial a la hora de prevenir la aparición de piedras en los riñones, ya que el azúcar en exceso tiende a acumularse de forma sólida en los riñones, pudiendo causar malestar. Además, reducir su consumo también eliminará calorías de la dieta, que seguro viene bien para el organismo.

Una naturista da su opinión. La naturista, Adela Herbas, dice que lo principal para prevenir esta enfermedad es tomar agua en altas cantidades, evitar comer salados y picantes ya que esto es irritante para los riñones y hará que los mismos trabajen menos. “Se debe consumir infusión a diario de plantas como rompepiedras y cola de caballo”, aconsejó Herbas.