Ultimos Articulos

martes, 1 de septiembre de 2015

Cirugía de voz

TODA DISFONÍA O RONQUERA QUE DURA MÁS DE QUINCE DÍAS, DEBE SER MOTIVO DE CONSULTA MÉDICA | ENTRE LOS DESENCADENANTES PRINCIPALES ESTÁN EL ABUSO VOCAL ASÍ COMO EL CONSUMO DE TABACO Y ALCOHOL. ENTÉRESE.

La voz tiene, sin duda, gran importancia porque es la forma de comunicación de los seres humanos, pero en muchos casos, es un instrumento importante de trabajo, aunque en mayor o menor grado todo el mundo utiliza la voz laboralmente, y también es una forma de expresión estética ante los demás.

Existen factores que pueden causar problemas a nivel de las cuerdas vocales como ser abuso vocal en los profesionales de la voz: docentes, cantantes, locutores, actores o quienes trabajan en ambientes ruidosos y por tanto elevan constantemente el tono de voz. Asimismo la contaminación con gases o sustancias irritantes de la mucosa respiratoria, reflujo gastro-esofágico, el abuso de tabaco y alcohol pueden ocasionar problemas en el buen funcionamiento de las cuerdas vocales.

“Toda disfonía o ronquera que dura más de quince días, debe ser motivo de consulta médica”, asegura el Dr. Daniel Coscio Salinas, cirujano Otorrinolaringólogo de la Clínica Los Olivos (Especialidad realizada en la Universidad de UNAM de México).

Afortunadamente, en la actualidad, se cuenta con una intervención quirúrgica encaminada a restaurar el funcionamiento correcto de las cuerdas vocales, cuando éstas han sido afectadas por una lesión que dificulta el normal rendimiento fonatorio, dice Coscio y explica que dentro del concepto de cirugía de voz o fonocirugía se deben incluir los siguientes objetivos:

Mejorar las características del tejido.

Remover lesiones que interfieran con el normal funcionamiento de los pliegues vocales.

Modificar: forma, tamaño o posición de las estructuras laríngeas.



MÁS SOBRE LA CIRUGÍA

La cirugía se realiza bajo anestesia general, por lo que el paciente estará dormido por un lapso de 90 minutos aproximadamente.

“Un pequeño tubo es introducido en la boca hasta la laringe lo que le permitirá al anestesiólogo ventilarlo, se introducirá un laringoscopio, a través de la boca, un instrumento especial para ver sus cuerdas vocales, se utiliza un microscopio especial y micro instrumentos especializados para la cirugía”, explica el especialista.

Coscio asegura que la fonocirugía se realiza en pacientes que presentan alguna lesión orgánica en las cuerdas vocales, donde se corrigen con varias técnicas las anomalías presentes en estas cuerdas: nódulos, pólipos, quistes, úlceras de contacto y, en ciertos casos de parálisis recurrenciales de cuerda vocal, se inyectan ciertos materiales: aloplásticos (teflón, silicona) y biológicos (colágeno, grasa).

“Se requiere de los recursos para diagnosticar este tipo de patologías, es así que el paciente previamente es estudiado y se analiza su caso minuciosamente, realizando un laboratorio completo de laringe como ser: Videoestroboscopia que valora en cámara lenta los movimientos de las cuerdas vocales, una laringoscopia que da una visión general de toda la laringe y una electromiografía que registra el funcionamiento y el tono de la musculatura vocal. Son estudios que nos van aportar información importante no sólo de la lesión principal sino acerca de otras lesiones asociadas”, explica el especialista

Es fundamental considerar en primera instancia cuales son las necesidades del paciente. En este aspecto es de vital importancia la ocupación, pues si se trata de un profesional de la voz, se impone la necesidad de establecer prioritario una cirugía, concepto que para el paciente tiene que estar absolutamente claro antes de proceder a operar.

“En realidad nuestro objetivo es restaurar el funcionamiento correcto de las cuerdas vocales y por ende la correcta fonación es así que se restituye el tono que la persona tenía antes”, dice.

Esta cirugía puede ser realizada a cualquier edad, en sí la importancia recae en restablecer la capacidad fonatoria lo antes posible.

“Nuestra clínica dispone de la tecnología y el material necesario para esta cirugía considerada como microcirugía. Ya se han realizado varias cirugías de este tipo con resultados óptimos”, asegura Coscio.

La mayoría de las veces es ambulatoria, es decir se realiza la cirugía en la mañana y por la tarde el paciente puede irse a su casa. Generalmente, debe permanecer en internación unas cuantas horas.

Es necesario saber que como todo procedimiento quirúrgico conlleva riesgos pero la Clínica Olivos dispone de lo necesario para minimizarlos, dice.



POST-OPERATORIO

Para tener una adecuada recuperación luego de la intervención se recomienda:

Evitar hablar. Puede comunicarse con papel y lápiz.

Se debe evitar silbar.

No carraspear o aclarar la garganta

También se debe evitar toser, por ello también se recomienda evitar el contacto con personas con gripe o lugares de hacinamiento.

El paciente debe hidratarse bien.

Si tiene dolor, consulte con su médico y no se automedique.

Evite actividades físicas que demandan mucho esfuerzo físico como levantar pesas, correr, nadar, ejercicios aeróbicos, etc. Es decir todo aquello que implique mantener la respiración, ya que esto crea un cierre forzado de las cuerdas vocales.

No abuse de su voz, menos si siente fatiga vocal o dolor.

De todas formas, el especialista le otorgará una guía completa para que pueda tener una recuperación adecuada.

La Cleptomanía: un transtorno psicológico

LA CLEPTOMANÍA | GENERA LA IMPOSIBILIDAD DE CONTROLAR LOS IMPULSOS DE ROBAR OBJETOS QUE NO SON NECESARIOS PARA LA PERSONA, Y TAMPOCO SON ROBADAS POR SU VALOR ECONÓMICO.

La mayor parte de las personas que sufren cleptomanía, tienen una gran ansiedad que tratan de calmar con hurtos. La cleptomanía surge como consecuencia de un malestar asociado a sentimientos de depresión y ansiedad.

“Las emociones negativas se experimentan con tal fuerza que dominan la voluntad del individuo. Se pierde en ese momento la capacidad de razonar con serenidad y el descontrol se hace evidente en rituales imposibles de ser contenidos por el individuo que sufre de cleptomanía. Sin embargo, esta impulsividad sólo hace que el malestar se intensifique, ya que el cleptómano siente que no hay forma de evitar estas reacciones que alteran su vida diaria y generan sentimientos de culpabilidad por reincidir una y otra vez en el mismo acto”, asegura Pilara Gamboa, Master en PNL y en Neuropsicología clínica.

“El cleptómano no vende ni usa lo sustraído. El sustrae el objeto sólo y tiene los objetos sustraídos en su casa o en algún escondite. A veces devuelve lo sustraído de manera oculta, sin que nadie sepa. Quienes sufren de esta dificultad obtienen la “gratificación del acto mismo de “robar”, no de la posesión del objeto, ni se benefician materialmente del hurto”,dice Gamboa.

La cleptomanía se diferencia del robo común por la sustracción deliberada del objeto y está motivada por su utilidad o por su valor económico.

“La cleptomanía es un problema serio y quienes la sufren, cuando los descubren, se desesperan y llegan a sentir culpa, muchas veces evitan entrar en locales donde puedan sufrir la tentación de sustraer algún objeto. Sin embargo reinciden cuando les vuelve el impulso de sustraer”, dice.

La familia del cleptómano puede reaccionar de distintas maneras. Algunas familias, que no entienden el problema, pueden reaccionar con vergüenza y rechazo, lo que lógicamente incidirá también en el cleptómano. En otras familias, si saben del desorden pueden intentar ayudar al que sufre del trastorno, asegura.



LAS CAUSAS

La cleptomanía generalmente afecta a personas que no tienen un adecuado manejo de sus emociones, que se encuentran en un momento muy estresante de su vida, o que sufren de algún trastorno de personalidad, indica Gamboa.

Se desconoce la causa precisa de la cleptomanía. A menudo se presenta junto con otros trastornos psicológicos. Éstos incluyen:



Depresión

Ansiedad

Abuso de sustancias (como: alcoholismo, consumo de drogas)

Trastornos alimenticios (como: anorexia o bulimia)

Otros trastornos de control de los impulsos.

El manual de diagnóstico DSM IV da los siguientes criterios para diagnosticar la Cleptomanía:



A. Dificultad recurrente para controlar los impulsos de robar objetos que no son necesarios para el uso personal o por su valor económico.



B. Sensación de tensión creciente inmediatamente antes de cometer el robo.



C. Bienestar, gratificación o liberación en el momento de cometer el robo.



D. El robo no se comete para expresar cólera o por venganza y no es en respuesta a una idea delirante o a una alucinación.



E. El robo no se explica por la presencia de un trastorno disocial, un episodio maníaco o un trastorno antisocial de la personalidad.



TRATAMIENTO

“Es necesario consultar con el profesional psicólogo para que se haga una valoración no sólo de la cleptomanía, ya que si bien ésta es evidente, puede ser sólo uno de los síntomas de algún otro cuadro patológico”, indica.

Reconocer el trastorno es siempre el primer paso para poder enfrentar la situación problemática para su posterior tratamiento.

“Existen una serie de terapias que pueden ser utilizadas, desde la terapia comportamental, la terapia familiar, la terapia gestalt, la terapia sistémica, y otras”, dice.



CÓMO RECONOCER LA CLEPTOMANÍA

La cleptomanía puede identificarse por algunos rasgos característicos:

a) Realización de los hurtos de manera espontánea, sin planificación alguna;

b) Sustracción frecuente y repetida de ciertos objetos que no tienen ningún valor ni utilidad para quien los sustrae;

c) Dominancia de un impulso mientras se desarrolla el hurto;

d) Sentimiento de relajamiento o liberación justo después de realizar el hurto;

e) Surgimiento de pena, culpa o depresión, pasada el bienestar inicial.



TIPOS DE CLEPTOMANIA

Cleptomanía esporádica: Las ocurrencias son breves y pasa largo tiempo entre un robo y otro robo.
Cleptomanía episódica. La cleptomanía surge de manera constante en el tiempo, aunque se dan remisiones, aparece de una forma más constante en el tiempo, aunque se aprecia remisiones puntuales.
Cleptomanía crónica. La cleptomanía aparece a largo de la existencia con pequeñas fluctuaciones en su frecuencia y con una dificultad importante para deshacerse del trastorno.


Descubren nueva molécula con implicaciones en el alzheimer

Investigadores franceses y alemanes detectaron un nuevo péptido activo, un tipo de molécula formada por la unión de varios aminoácidos, con implicaciones en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, según un estudio que publica la revista Nature.

El amiloide-(eta) pasó desapercibido durante décadas para los científicos, que ahora creen que juega un papel relevante en la inhibición de las neuronas del hipocampo cerebral.

El alzheimer se asocia con la aparición de placas amiloides en el cerebro, si bien hasta ahora la investigación se centró en el estudio del beta-amiloide, el principal componente de esas placas.

La acumulación del nuevo péptido, sintetizado a partir de la Proteína Precursora Amiloide (APP, en inglés), también altera las funciones neuronales, un descubrimiento que podría tener implicaciones en ciertos ensayos clínicos.

El grupo liderado por Michael Willem, de la universidad alemana Ludwig-Maximilian, sugiere que el amiloide-(eta), que el cerebro produce por sí mismo, está asociado con la aparición de agregados neurotóxicos en el hipocampo, una anomalía que más tarde se extiende por todo el cerebro.

A partir de estudios en ratones y pruebas en pacientes de lzheimer, los investigadores creen que el nuevo péptido puede disminuir la capacidad del cerebro para retener información.

Posesionan al Consejo Médico después de 7 años

Los jefes médicos de los distintos departamentos del hospital Viedma fueron posesionados ayer como miembros del Consejo Médico Técnico, después de siete años.

Los profesionales coadyuvarán haciendo gestión para mejorar el servicio del Viedma, informó el director Isaac Rico.

Su principal tarea es realizar un diagnóstico detallado de sus departamentos e identificar las necesidades que deben ser cubiertas a corto, mediano y largo plazo.

MÁS PERSONAL La principal necesidad de los médicos es que se incremente el número de ítemes para especialistas.

El jefe de Medicina Interna, Ricardo Villegas, señaló que la principal demanda es la contratación de médicos para las unidades de Infectología, Nefrología y Neurología.

Desde el punto de vista de Rico, la atención en el hospital Viedma debe mejorar, tanto en la calidad como en la calidez. Y la participación de los jefes es indispensable para lograr este objetivo.

lunes, 31 de agosto de 2015

¿El porno provoca impotencia?

No toda pornografía es mala, señalan los expertos; todo depende de su uso y sus fines. Sin embargo, son muchos los estudios que han relacionado un consumo determinado de pornografía en jóvenes y adolescentes con futuros problemas erección. Pero no existe aún una clara evidencia científica como constatan los expertos. Asociar estos problemas con juventud no es algo tan escandaloso como se piensa. La disfunción eréctil (DE), más conocida como impotencia sexual, no sólo es cosa de la edad, ya que uno de cada cuatro hombres con este problema es menor de 40 años, según confirmó un estudio europeo.

En España, la DE afecta a más de dos millones de varones, y a pesar de que no hay cifras concluyentes en población joven, se estima que entre un 5-10% de los hombres con este problema es menor de 40 años. Uno de los factores de riesgo de esta disfunción es la edad, pero en otros casos, ¿qué puede haber detrás de los problemas de erección? ¿Pueden radicar en el consumo elevado de pornografía como han afirmado algunas investigaciones?

Diversos estudios han sugerido una relación directa entre el consumo de pornografía y futuros problemas de erección, dando como razón principal que este tipo de contenidos puede llevar a interpretaciones equívocas de cómo son realmente las relaciones sexuales. Un ejemplo de estos estudios es el realizado en 2013 por investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) y publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine. El trabajo revelaba que, efectivamente, existía una asociación directa entre el consumo de pornografía y los futuros comportamientos sexuales de los jóvenes, pero advertía de que éste era sólo un factor más.

Sin embargo, no todos los estudios han llegado a las mismas conclusiones. Un reciente trabajo, publicado el pasado mes de mayo también en la revista The Journal of Sexual Medicine, mostraba en cambio que no existe relación alguna entre el consumo de pornografía y los posibles futuros problemas de erección: «La evidencia empírica para dicha asociación carece actualmente de fundamento», afirmaban en el documento los autores del estudio, investigadores del Departamento de Sociología de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad de Zagreb (Croacia).

Para el doctor Eduardo García, urólogo del Hospital Clínic de Barcelona, «no existe una relación científica entre el uso de pornografía y la aparición de problemas de erección». Y añade que algunos estudios epidemiológicos han sugerido que llevar estilos de vida poco saludables, el abuso de sustancias, el estrés, la depresión y la desinformación son los factores que de manera más probable se encuentren detrás de las disfunciones sexuales masculinas.

Por su parte, el psicólogo experto en sexualidad y pareja, José Bustamante, vicepresidente de la Asociación de Especialistas en Sexología y autor del libro ¿En qué piensan los hombres?, afirma que «un uso compulsivo y exclusivo de pornografía sí puede llegar a generar interferencias en la respuesta sexual, tanto dificultades para controlar la eyaculación como impotencia». Sin embargo, este especialista matiza que no es que haya una relación directa entre ver pornografía y sufrir disfunción eréctil, «en realidad no depende tanto de verla o no sino del tipo de pornografía y, sobre todo, de la manera en la que se consume».
Miedo a fallar

También el objetivo con el que se consume y las ideas asociadas influyen. Es decir, «cuando alguien visualiza contenido pornográfico de manera casi diaria, buscando una excitación muy rápida para -también de manera rápida- masturbarse y lograr el orgasmo lo antes posible, es lógico que pueda tener dificultades para disfrutar del sexo de una manera distinta. En el momento en que tenga una relación donde la excitación sea más lenta y tratando de controlar la inminencia eyaculatoria, puede tener problemas», explica este profesional.

La mayoría de los casos que aparecen en consulta están vinculados con «el miedo a fallar», afirma Bustamante. En muchas ocasiones, el gatillazo sucede tras uno o varios episodios en los que se ha perdido la erección por el consumo de alcohol, cansancio o por forzarse a tener una relación que en realidad no les apetece. De este modo, «ese primer episodio supone para muchos hombres la incorporación en el universo de que es posible que no tengan una erección. Y este hecho puede acompañarles al siguiente encuentro, y hacer que la ansiedad tome el control y la atención se centre en la respuesta de su pene en vez de hacerlo en los estímulos eróticos», afirma el profesional.

«El enemigo principal de la sexualidad masculina es la asociación del sexo con un test que mide su virilidad, que les pone delante de la posibilidad de coronarse como una especie de semidiós o caer a la categoría de desecho», insiste el especialista. En este sentido, recuerda, el conocimiento es muy importante. Da igual que las primeras veces no vayan bien, lo importante es el afrontamiento de esa situación y no añadir más ansiedad. No ver las relaciones como un examen o una forma de ser más o menos hombres. Todo ello son ideas erróneas y preconcebidas que no hacen más que prolongar el problema. «Si no se afronta de manera adecuada, cada relación sexual se convierte en un test; y como me gusta decir a mis pacientes: 'Si te presentas a una relación sexual como a un examen: lo siento, ya has cateado'», afirma Bustamante.

Por ello, lo más importante esla educación sexual que se reciba. «Todavía me sorprendo de la cantidad de errores y prejuicios que tienen los jóvenes sobre la sexualidad; muchos de ellos no tienen un referente real que les cuente de verdad qué es la sexualidad y cómo son las relaciones sexuales», reflexiona el doctor García. Y la pornografía parece que no ayuda en la aceptación de una sexualidad normalizada.

Tomar fármacos falsos puede resultar mortal para enfermos

Náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza o reacciones alérgicas son algunas de las dolencias que puede sufrir una persona que ha consumido medicamentos de contrabando, falsos, o que no cuenten con registro sanitario.

Y si el fármaco está adulterado, el médico no tiene la certeza de su composición, la procedencia o si se ha fabricado en una industria autorizada, advirtió el toxicólogo del hospital Viedma, Ramiro Cadima.

"Pero tampoco se puede afirmar, por ejemplo, que la ampicilina que se compra en una caseta tendrá efectos secundarios porque no se han realizado estudios específicos sobre este aspecto", aclaró.

Recalcó que no existe un registro epidemiológico que señale que alguna persona haya fallecido por el consumo de medicamentos de contrabando o sin registro sanitario.

"Pero como médicos no podemos esperar que suceda esta situación para asumir recién acciones", señaló.

ALERTA

El toxicólogo Ramiro Cadima advirtió que si una persona no toma el medicamento prescrito por el médico, existe el riesgo de que la enfermedad empeore y, a la larga, el paciente pueda morir.

Si el galeno receta una cápsula de 20 miligramos para combatir determinada enfermedad, el paciente debe adquirir la misma y tomarla, según la receta.

Sin embargo, cuando el paciente llega a la farmacia, el responsable de este establecimiento le ofrece un medicamento más barato, suponiendo que la persona no tiene la solvencia económica para pagar por el indicado.

Si el fármaco recetado por el médico tiene un costo de siete bolivianos, el farmacéutico le ofrece uno más económico, hasta de un boliviano.

"Pero si un médico prescribe un determinado medicamento es porque el diagnóstico realizado previamente recomienda ese tratamiento", insistió.

Lamentó que algunas farmacias compren medicamentos de contrabando, porque les resulta más económico, pero atentan contra la salud de la población y no hacen el control de calidad que deberían.

"Para empezar, en la farmacia se debería expender el fármaco que el médico ha recetado porque él confía en esa línea y está seguro que le va a hacer bien al paciente", señaló.

EN LA CALLE

Si un paciente sufre de dolor articular intenso, el médico receta determinado fármaco, pero a veces el paciente decide adquirirlo en un puesto callejero, mucho más económico “pero eso no me da mucha confianza porque puede ser que ese medicamento que me están vendiendo tenga solo almidón o talco, advirtió Cadima.

Por eso es recomendable que el paciente consulte primero con el médico y no acuda directamente al farmacéutico, “y menos se automedique o vaya a comprar el fármaco a una caseta que expende este tipo de productos”, señaló el toxicólogo.

Advirtió que solo los farmacéuticos o bioquímicos están autorizados para vender medicamentos en las farmacias, y no así personas con puestos de venta en los centros de abasto y que no tienen la capacitación necesaria.

Asimismo, si un farmacéutico no es médico no puede diagnosticar a un paciente y menos prescribir fármacos.

“Algunos bioquímicos tienen hasta laboratorios en sus farmacias, y además de hacer los análisis prescriben medicinas”, señaló.

Recordó un caso en el que por colocar a un paciente complejo B por vía venosa se le provocó un paro cardiorrespiratorio y el fallecimiento.

Por eso -dijo- es importante el papel del Ministerio de Salud para evitar que las farmacias vendan medicamentos sin receta médica.

Cadima recordó que la venta de medicamentos en puestos callejeros o casetas está prohibida, pero que “lamentablemente en Bolivia todo es posible”.




Crece la esperanza de vida en el mundo aunque con peor salud

La esperanza de vida global ha aumentado en más de seis años en las últimas décadas, aunque también se ha incrementado el tiempo en el que las personas conviven con enfermedades y discapacidades, según un estudio publicado recientemente en la revista The Lancet.

La expectativa de vida en el mundo era en 2013 de 71,5 años para ambos sexos, 6,2 más que en 1990, mientras que la esperanza de una vida saludable, sin sufrir problemas de salud graves, creció en ese mismo periodo 5,4 años -de 56,9 años a 62,3-.

PREVENCIÓN "El mundo ha hecho grandes progresos en el campo de la salud, pero ahora el reto es encontrar caminos más efectivos para prevenir o tratar las principales causas de enfermedades y discapacidades", señaló Theo Vos, profesor del Instituto para la Evaluación y Medición de la Salud (IHME) estadounidense.

El avance en el número de años que pueden vivir las personas en el conjunto del planeta se ha producido en gran medida gracias al descenso de la mortalidad en enfermos de VIH y malaria en la última década, así como por los avances en el tratamiento de desórdenes durante el embarazo, en neonatales y en nutricionales.

Si bien el aumento en la esperanza de vida es una realidad en la mayoría de países del mundo, en naciones como Botsuana, Belice y Siria, el número de años que viven como media sus ciudadanos sin enfermedades graves era similar en 1990 y 2013.

En otros países, entre ellos Suráfrica, Paraguay y Bielorrusia, la esperanza de vida saludable decreció en los 23 años previos a 2013.

En Nicaragua y Camboya, en cambio, las personas viven con buena salud una media 14,7 y 13,9 años más, respectivamente, que en 1990.

JAPÓN Japón es el país del mundo que registró en 2013 una mayor expectativa de vida saludable: los hombres viven allí de media 71,11 años saludables (80,05 años en total), mientras que las mujeres permanecen sanas una media de 75,56 años, con una esperanza de vida de 86,39 años.

Tras Japón, la lista de los países con mayor esperanza de vida saludable la componen Singapur; Andorra; Islandia; Chipre; Israel; Francia; Italia; Corea del Sur y Canadá.

En España, los hombres viven de media 78,97 años, 68,40 de ellos en condiciones saludables, mientras que las mujeres viven 84,43 años, sin problemas graves de salud durante 71,83 de ellos.

En cambio, Lesoto es la nación en la que sus ciudadanos viven de media menos años saludables: 40,06 años los hombres y 44,01 las mujeres. Suazilandia; la República Centroafricana; Guinea-Bisáu; Zimbabue; Mozambique; Afganistán; Chad; Sudán del Sur y Zambia completan la lista de los países con menor esperanza de vida saludable.