domingo, 2 de diciembre de 2012

Diabetes La nota amarga del dulce

El 39 por ciento de las mujeres bolivianas tiene antecedentes

La diabetes es una enfermedad que impide al organismo utilizar correctamente la energía de los alimentos. Aparece cuando el páncreas no produce insulina o sí produce insulina, pero el organismo no es capaz de utilizarla, situación que se conoce como resistencia a la insulina.

Los problemas aparecen si hay demasiada glucosa sanguínea en el cuerpo con respecto a la cantidad de insulina que proporciona el páncreas.

Existen muchas teorías sobre las causas de este aumento de los casos de diabetes.

Un motivo es que, mientras en EEUU se han recopilado datos sobre la diabetes durante muchos años, en muchos otros países apenas han comenzado, hasta ahora, a darse cuenta de la importancia de estos datos y del modo en que la diabetes afecta a su población.

Esto explica, en parte, el asombroso aumento del número de casos de los que ahora se tiene conocimiento, pero éste no es el único motivo.

¿CÓmo estamos en casa?

Este es un tema que preocupa tanto a organizaciones privadas como públicas es así como el Sensor Yanbal de la “Mujer Boliviana” quiso conocer la situación que actualmente se vive en el país y aprovechando la cercanía del Día Mundial de la Diabetes, el Sensor Yanbal reveló los datos arrojados de la encuesta realizada a mujeres de 18 a 65 años de la ciudades de La Paz, El Alto, Santa Cruz y Cochabamba.

Entre los datos más alarmantes se encuentran que al menos cuatro de cada diez bolivianas tienen antecedentes de diabetes en su familia. Los mayores registros se dan principalmente entre la población de alteñas (72 por ciento ), la misma que se encuentra entre 18 y 25 años (64 por ciento ).

De las cuales el 42 por ciento dice cuidar mucho su salud, mientras que el 38 por ciento asegura tener poco cuidado y el 20 por ciento restante no toma ninguna precaución, señala la encuesta. Entre la población femenina más conciente se encuentran las cochabambinas, mientras que las cruceñas son las que menos cuidado tienen.

De acuerdo a los resultados la mayoría de las encuestadas parece identificar claramente los síntomas de la enfermedad; y según mencionan uno de los mayores síntomas es la sed (con el 49 por ciento ), cansancio (32 por ciento ) y pérdida de peso (3 por ciento ).

Además proporcionaron mayor información con respecto a las manifestaciones de la enfermedad, como ser: visión borrosa, presión arterial alta y baja, aumento de peso, mareos y desmayos.

Estos son algunos de los datos más relevantes del estudio realizado en febrero de este año por “Captura Consulting”, a solicitud del Sensor Yanbal de la Mujer Boliviana.

La agrupación recopiló información de 500 mujeres cuyas edades oscilan entre los 18 y 65 años, de niveles socioeconómicos medio y bajo de las ciudades de Santa Cruz, La Paz, El Alto y Cochabamba.

Según profesionales del ramo la alimentación inadecuada (rica en grasas saturadas y carbohidratos) y el sedentarismo condicionan a tener sobrepeso y obesidad y, por lo tanto, elevan el riesgo de tener diabetes. También un factor de riesgo es tener antecedentes familiares, o sea parientes con diabetes.

Una de las alternativas para cuidarse de esta enfermedad es la alimentación balanceada, no abusar de carbohidratos, incrementar el consumo de vegetales y realizar actividad física de acuerdo a la edad.

2 comentarios: