viernes, 30 de diciembre de 2016

Radiofrecuencia para tratamiento de las várices

La radiofrecuencia es una técnica mínimamente invasiva, innovadora y alternativa a la cirugía convencional y al endoláser para el tratamiento de várices.

La especialista en angiología y cirugía vascular Adriana Campero Urcullo dice que existen diferentes técnicas para el tratamiento de las varices en función de su tamaño y localización. Hasta ahora, las varices de un cierto calibre requerían ser intervenidas diariamente mediante cirugía convencional o en algunos casos endoláser.

Con la radiofrecuencia, el procedimiento es mínimamente invasivo. La médico del Centro Médico Boliviano Belga explica que se trata de la aplicación de una energía en forma de calor a través de un catéter bipolar.

A diferencia de la cirugía convencional, la radiofrecuencia reduce la formación de nuevas venas. El procedimiento en sí es muy parecido al láser aunque actúa de manera completamente diferente. El láser provoca la coagulación de la sangre y la alteración de la capa interna de la vena, en tanto que la radiofrecuencia trabaja a una temperatura 10 veces inferior e induce a una desnaturalización (alteración) de las proteínas de la pared de la vena consiguiendo su anulación.

Es un tratamiento ambulatorio que permite que el paciente vuelva a casa una vez finalizada la sesión y pueda hacer su vida normal sin necesidad de hacer reposo.

Es una alternativa a la cirugía convencional y al endoláser. Entre los beneficios mencionados por la profesional están que se evitan incisiones inguinales y no se producen los moretones en el muslo. Por otra parte, se trata de una técnica sin ningún efecto secundario.

Campero informa que las várices son una manifestación de la insuficiencia venosa crónica. Se presenta en diferentes etapas y para cada una hay una técnica de tratamiento.

De acuerdo a su experiencia, el factor genético es uno de los principales factores para que se presente la enfermedad. La profesional recomienda acudir al especialista en cuanto perciba las primeras manifestaciones para controlarlas a tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada