martes, 10 de enero de 2017

Consejos para poder combatir las alergias



Llega el verano, primavera, otoño o invierno y no sólo la sangre se altera, el sistema inmunológico se revoluciona.

Las medicinas alternativas ofrecen soluciones naturales para prevenir y aliviar los síntomas de las alergias. No te resignes y prueba algo diferente, te damos consejos muy naturales para dejar de estornudar y llorar esta primavera.

1. Identifica al enemigo

En la mayor parte de los casos de alergia que aparecen en primavera, el alérgeno responsable es el polen, pero hay muchas clases de polen, tantas como plantas que florecen: gramíneas, coníferas, olivos, olmos...

2. Cambia tu agenda

Si tienes alergia al polen, aprende cuáles son las horas de máxima emisión de cada planta, y olvídate de salir al exterior en esos momentos críticos, especialmente si corres o haces deporte al aire libre. Es mejor hacer ejercicio en un gimnasio limpio con el aire filtrado o nadar en la piscina tratada con ozono en vez de cloro. El deporte te ayuda a mantener en forma el sistema inmunológico, siempre que se practique a la intensidad adecuada y sin pasarse con la duración.

3. Revisa tu alimentación

¿Empeora tu alergia si tomas lácteos en el desayuno? ¿Te da un ataque de mocos después comer un filete? Algunos alimentos provocan reacciones alérgicas cruzadas a las personas con alergia al polen. En el caso de las frutas y verduras, basta no comer éstas crudas y comerlas cocinadas. Por ejemplo, la alergia al polen de abedul se relaciona con manzanas, melocotones, peras y cerezas crudas. La alergia al polen de artemisa puede provocar reacción al apio crudo.

4. Ventila con precaución

Para airear la casa el mejor momento es primera hora de la tarde, especialmente los días lluviosos, cuando los índices de polen son bajos, y procura no estar en casa. Y olvídate de fumar de una vez por todas. Ya te han obligado a hacer de tu trabajo y espacios públicos un espacio libre de humos, sólo te queda liberar tu casa y empezar a respirar aire limpio, cuando las membranas de tu nariz y garganta empiecen a recuperarse, filtrarán el aire con más eficacia y actuarán como una barrera para los alérgenos.

5. Utiliza los filtros

Tanto en el aire acondicionado de los espacios cerrados como en el coche, invierte en buenos filtros que eliminen cualquier posible entrada de alérgenos. Apuesta por aire acondicionado saludable. Los aparatos de aire acondicionado han de pasar revisiones periódicas, no sólo en el trabajo, también en casa.

6. Plantas para purificar

No todas las plantas producen alergia al polen, algunas purifican el aire y filtran alérgenos y sustancias contaminantes del aire como benceno, monóxido de carbono, formaldehído y tricloroetileno. Algunas incluso emiten sustancias que reducen los niveles de esporas de hongos y de bacterias en el aire. Si no tienes alergia al moho, puedes utilizar arecas, singonios, helechos, datileros, hiedra, poto, espatifilo, cintas y drácenas.

7. Toma más pescado

Los pescados azules son ricos en ácidos grasos omega-3, que tienen un efecto antiinflamatorio, y está comprobado que reducen los síntomas de alergia y asma. Si no te gusta el pescado, puedes tomar alimentos enriquecidos o cápsulas con omega-3 cada día.

8. Aumenta la vitamina C

Los alimentos ricos en vitamina C tienen una acción antihistamínica, puedes tomar esta vitamina en suplementos o comer alimentos ricos en ella como el kiwi, la papaya, las bayas, los pimientos y las coles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada