lunes, 2 de enero de 2017

La Arterioesclerosis

ES LA ACUMULACIÓN DE COLESTEROL (GRASA) EN LAS PAREDES DE LAS ARTERIAS | LOS ÓRGANOS QUE SON AFECTADOS CON MAYOR FRECUENCIA SON EL CORAZÓN Y CEREBRO.

Las personas no sienten absolutamente nada hasta estadios muy avanzados cuando ya provocan alguna enfermedad. Los órganos que son afectados con mayor frecuencia son el corazón y el cerebro, pero puede causar enfermedades en cualquier órgano puesto que todos reciben sangre a través de las arterias. o vasos (llamados también así). Es por eso que este amplio grupo de enfermedades producidas por la arterioesclerosis se conoce como enfermedades cardiovasculares o más propiamente enfermedades cardiovasculares arterioescleróticas, explica el Dr. Jaime Arandia Guzmán, médico Cardiólogo Intervencionista de la Clínica Los Olivos, presidente de la Sociedad Boliviana de Cardiologia.

Si estas enfermedades afectan al corazón, una de las manifestaciones puede ser la muerte repentina (súbita) sin ninguna causa evidente, esto generalmente es consecuencia de una arritmia maligna desencadenada por una deficiencia de la circulación de sangre. Por otro lado, puede provocar una angina de pecho, infarto cardiaco o insuficiencia cardiaca. En el cerebro es la causa más frecuente de embolia cerebral con todas sus consecuencias. En las extremidades provoca dolor en las piernas al caminar, conocida como claudicación intermitente; en casos más avanzados puede terminar en la amputación, muy frecuente en personas con diabetes.

“Estas enfermedades son muy frecuentes, una de cada tres muertes en el mundo es por alguna enfermedad cardiovascular, esto debido a los malos hábitos de vida como la alimentación rica en grasa, la falta de actividad física regular y varias características biológicas que aumentan la probabilidad (riesgo) de tener una Enfermedad Cardiovascular, que se conoce justamente como Factores de Riesgo Cardiovascular (FRCV)”, explica Arandia.

“En Bolivia no tenemos un dato oficial actualizado, junto a la Sociedad Sudamericana de Cardiología, haremos encuestas para ver qué tan frecuentes son los FRCV en nuestro medio y asi poder calcular el riesgo. Nosotros nos estamos basando en las estimaciones que hizo la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para Latinoamerica y en datos reportados de países cercanos como Perú, Argentina y Chile”, añade.



LOS FACTORES DE RIESGO

El riesgo de una persona está directamente relacionado con la cantidad y severidad de los factores de riesgo que tenga, entre los más importantes están:



• La edad: Si bien la arteriesclerosis puede iniciarse ya a temprana edad (adolescencia), las enfermedades recién se manifiestan en personas mayores. Se considera que los varones a partir de los 45 años y las mujeres a partir de los 55 o después de la menopausia ya tienen riesgo solo por la edad.

• El colesterol alto

• El tabaquismo

• La presión alta

• La diabetes



Otros factores de Riesgo son:

• La obesidad

• El sedentarismo

• Factores psicosociales como el estrés, la depresión.

• Antecedentes en la familia de enfermedad cardiovascular prematura. Si bien la arterioesclerosis no es hereditaria, se considera que hay mayor predisposición si los padres tuvieron una enfermedad cardiovascular siendo relativamente jóvenes (padre menor de 65 y madre menor de 55 años.



“Es importante que todos los varones mayores a 40 y mujeres mayores a 50 años realicen un chequeo médico preventivo para conocer qué riesgo tienen.

El riesgo se puede calcular rápidamente y sin mucho costo, una consulta médica y tres exámenes de laboratorio son suficientes en la mayoría de las personas”, asegura el Dr. Arandia.

En casos especiales es necesario realizar estudios como ecografía o tomografía de las arterias. Si el riesgo es bajo en recomendable realizar un chequeo cada tres a cinco años.

Existen formas de reducir el riesgo en cada persona, todo dependerá del nivel de riesgo en el que se encuentre, pero se recomienda lo siguiente:



• Una alimentación saludable en base a frutas, verduras, pescado, evitando grasas junto a una actividad física regular. Estos son los pilares fundamentales de prevención de las enfermedades cardiovasculares.

• Es importante evitar el tabaquismo en todas sus formas.

• Se debe controlar la presión arterial, el colesterol.

• Se debe reducir el consumo del azúcar.

• Excepcionalmente se puede utilizar aspirina.



INFARTO CARDIACO

“Una de las Principales Manifestaciones de la Enfermedad Cardiovascular Arterioesclerótica es el infarto cardiaco, que consiste en la muerte de células del corazón (miocardio/músculo) debida a la repentina obstrucción de una de las arterias que lo nutren con sangre. Esta obstrucción es producto de un coágulo que se forma al romperse una placa de colesterol en la pared de una arteria. Al producirse un infarto, esa parte del corazón deja de funcionar, como consecuencia, pueden surgir diversas complicaciones: paro cardiaco por arritmias graves, insuficiencia cardíaca, ruptura cardíaca, daño de alguna de las válvulas del corazón”, indica.



SÍNTOMAS

• Dolor repentino en el centro del pecho, como una opresión, que puede expandirse al cuello, los brazos y la espalda. El dolor es persistente, no se modifica con la respiración ni los movimientos del cuerpo. Puede existir infarto sin dolor especialmente en personas ancianas y diabéticas.

• La persona generalmente siente falta de aire y palpitaciones

• Otras molestias son náuseas,vómitos.

• La persona transpira y se torna pálida.



“Si una persona tiene alguno de estos síntomas y se sospecha de un infarto cardiaco, no debe perder el tiempo, debe ser trasladada inmediatamente a un centro médico de alta complejidad”, asegura el Dr. Arandia.

Lamentablemente, cuando las personas ya sufren el infarto, el 40 por ciento fallece antes de tener atención médica. Por este motivo es vital que la persona reciba tratamiento inmediato, cuanto antes se realice el tratamiento más probabilidades de obtener beneficio.



TRATAMIENTO

El infarto se confirma con un electrocardiograma y una vez realizado este paso se debe administrar aspirina, anticoagulantes, además de medicamentos para calmar el dolor, controlar arritmias, etc.

El tratamiento fundamental del infarto consiste en abrir la arteria que se tapó y esto se puede realizar mediante medicamentos especiales que tienen la capacidad de disolver el coágulo (tromboliticos) o se puede abrir la arteria directamente por dentro de la misma utilizando un equipo especial de radiografía llamado angiógrafo que permite ver las arterias con precisión y utilizando un material especial se abre la arteria y se recupera la circulación de sangre, este procedimiento se denomina angioplastia coronaria.





PREVENCIÓN

Todo esto puede evitarse, se calcula que el 50 por ciento de los infartos podrían prevenirse controlando los factores de riesgo.

“Por eso hemos elaborado una tabla que sintetiza las recomendaciones para reducir el riesgo. contiene desde lo más básico, cómo debería ser la dieta, qué actividad física se debería realizar, cuál debería ser el índice de masa corporal ideal (peso/m2), el azúcar, el colesterol, triglicéridos, presión arterial. Queremos que todos puedan llevar su propio control”, indica.



¿SIRVE LA ASPIRINA?

La aspirina es muy útil para prevenir un nuevo infarto en personas que ya lo tuvieron. Para prevenir un primer infarto, antes era recomendado con frecuencia, hoy ya no se aconseja utilizar en todas las personas en riesgo porque si bien reduce la probabilidad de que se forme un coágulo, puede tener complicaciones como sangrado digestivo o cerebral.

Excepcionalmente podría ser útil en personas de muy alto riesgo de infarto como personas con diabetes y que además tengan hipertensión, colesterol alto y estén expuestas al tabaco.

“Si bien es necesario tener los medicamentos, el angiógrafo y profesionales especializados para tratar adecuadamente a las personas que tengan un infarto, lo más útil es prevenir porque todas las personas pueden tener accesibilidad a esta.

Cuando ya se ha tenido un infarto lo primero que se debe hacer es ir a un centro de atencion medica de alta complejidad, atender al paciente en la casa es perder el tiempo, con un electrocardiograma se determina en más del 90 por ciento si es o no un infarto, cuanto más tiempo pase será más difícil disolver el coágulo”, concluye el Dr. Arandia.



RECOMENDACIONES PARA REDUCIR EL RIESGO CARDIOVASCULAR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada