lunes, 3 de diciembre de 2012

Enfermedades frecuentes contraídas en saunas piscinas

Sebastián Fuentes, médico especialista, afirma que las piscinas y saunas pueden ocasionar que los asistentes contraigan una serie de enfermedades mediante microrganismos.

Aunque pasar una tarde en una sauna con piscinas puede ser una de las mejores actividades, existe el riesgo de contraer, en ellos, ciertas enfermedades que, de no ser tratados, pueden tener consecuencias lamentables.

La temperatura ideal del agua es de unos 25 °C, el nivel del cloro en el agua debe ser de 1–3 partes por millón y el del pH de 7.2–7.8. Los encargados del mantenimiento de la piscina deberían revisar los niveles de desinfectante y de PH al menos dos veces al día para disminuir las probabilidades de transmitir gérmenes. Cumplir estas características es la primera línea de defensa contra los gérmenes que causan infecciones transmitidas por las aguas recreativas.

“La diarrea es la infección más frecuente adquirida por el uso de agua de piscinas. Los gérmenes que pueden contaminar el agua de la piscina son resistentes, algunos microrganismos son tolerantes al cloro, pueden vivir en las piscinas durante días y es la causa principal de diarrea con brotes en piscinas”, comentó el médico.

Los niños, las mujeres embarazadas y las personas con sistema inmunitarios débiles corren mayor riesgo de contraer este tipo de infecciones.

“Las infecciones se transmiten tragando accidentalmente agua de la piscina que ha sido contaminada con materia fecal de una persona que tenga restos de heces en el cuerpo al meterse en el agua”, complementó el experto.

Además, entre las más frecuentes se encuentran los hongos que se contraen en estos sitios y pueden ser transmitidos con diferentes acciones.

“También, el pie de atleta es una infección de la piel de los pies causada por una variedad de diferentes hongos. El lugar más frecuente es entre el primer y segundo dedo pero puede afectar a cualquier parte del pie. Suele dar fisuras en la piel o lesiones rojizas y picantes”, comentó el médico.

Asimismo, el entrevistado afirmó que “la dermatitis puede ser contraída en estos lugares, se trata de manchas rosadas que suelen picar, se caracteriza también por ampollas de pus en los folículos pilosos. Es importante no llevar mucho tiempo el bañador húmedo y lavarlo diariamente, un buen manejo de desinfectante y PH del agua puede prevenir esta dermatitis”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada