viernes, 30 de diciembre de 2016

Los masajes mejoran el estado de ánimo de las personas

Los masajes abarcan el ámbito clínico, el estético e incluso el emocional. El efecto que se logra en los pacientes depende de la técnica, el tiempo, el ritmo, la intensidad y el tipo de maniobras que son ejecutadas. La explicación la realiza la directora del Centro Helaste and Grupo, Miura Ureña.

El masaje es un recurso fundamental y complementario en los tratamientos fisioterapéuticos, kinesiológicos y estéticos. Ureña dice que el servicio más solicitado por los pacientes es el de relajación. Esto para mejorar el sueño, el estado anímico o para eliminar dolencias concretas del organismo.

Los masajes pueden generar una gama de efectos favorables sobre los tejidos. Se puede regular o aliviar la tensión física y psíquica si se aplica en una zona tensa o con posible lesión. Cuando se efectúa el masaje se desencadena una serie de efectos fisiológicos para proporcionar mayor vigor al organismo.

Además, puede desencadenar una serie de efectos terapéuticos, ya sea mejorando la circulación, aliviando el dolor y generando bienestar.

En cuanto a lo estético, la terapia permite eliminar depósitos de grasa y acumulación de toxinas. En el Centro Helaste and Beauty, la técnica se aplica tanto como método de valoración mediante la palpación para determinar sintomatología y como tratamiento manual aplicado sobre la superficie corporal, en distintos tratamientos.

Para Ureña, el uso del masaje requiere una profunda comprensión de la anatomía y la fisiología humana. Asimismo, precisa del conocimiento de las indicaciones y contraindicaciones.

El Centro funciona en el edificio Juan Pablo II, Bloque 2- 212. Teléfono 74839863/61.

Los beneficios de las

terapias antiestrés

A través de las manipulaciones, pases y maniobras específicas de un masaje antiestrés se pueden obtener los siguientes beneficios: Mayor rendimiento físico e intelectual, movilidad articular, sensación de claridad mental, desentumecimiento físico y nutrición de los tejidos corporales. Se previene la vejez prematura del individuo estresado.

El masaje antiestrés comienza con una serie de balanceos, que le recuerdan al cuerpo los acunamientos de su edad temprana, envolviéndolo y relajándole, proporcionando paz mental y somnolencia.

Existe una clase de masaje para cada constitución física y problema. El paciente puede elegir el que más le conviene. El cuerpo habla por sí mismo, a través del dolor y de sensaciones desagradables que elevan los niveles de estrés y ansiedad.

Revisa tu agenda y anota un rico masaje. Cuando tomes uno y veas los beneficios tan extraordinarios en tu salud, pronto te harás adicto a los mismos. Pero lo más importante, notarás cómo todo en tu salud va mejorando de manera gradual.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada