domingo, 16 de octubre de 2016

Buscan reducir muertes durante el embarazo



Mediante su página digital el Ministerio de Salud anunció que actualizará la norma y protocolo clínicos sobre el empleo del Misoprostol (medicamento) en Ginecología y Obstetricia, con el objetivo de brindar herramientas técnicas a los profesionales del área para reducir las muertes de mujeres por hemorragias en el embarazo.

Para ello, se realizó la validación de la normativa con la participación de la Sociedad de Ginecoobstetricia Boliviana, los directores de Hospitales y Maternidades del país y los responsables de los servicios departamentales de salud.
La profesional de la Unidad de Redes y Servicios de Salud, Mariana Ramírez, dijo que “se está construyendo una norma que se ajuste a las necesidades de nuestras mujeres y de nuestro sistema de salud”.
De acuerdo con el Estudio Nacional de Mortalidad Materna del 2011, un 40 por ciento de las muertes ocurren durante el parto o cesárea, un 30 por ciento durante el embarazo y otro 30 por ciento en el post parto, con las hemorragias como principal factor de decesos.
El Misoprostol es un medicamento de uso frecuente recomendado por médicos ginecólogos y obstetras en todo el mundo por su efectividad, “bajo” costo y riesgo. Su uso fue aprobado en el país para ponerlo a disposición de las mujeres con requerimientos específicos por complicaciones en el embarazo y el parto principalmente.
Ramírez manifestó que la norma para el uso apropiado del Misoprostol responde a la necesidad de contar con un instrumento ágil de consulta inmediata para el personal de salud, en la “mayor” parte de los casos que pueden presentarse en el curso del embarazo y el parto con complicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada