jueves, 5 de abril de 2012

Desarrollan una vacuna que evitará infartos

La vacuna fue presentada durante la conferencia Frontiers in CardioVascular Biology (Fronteras en Biología Cardiovascular) organizada por la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) en el Imperial College de Londres.

Tal como explicaron los científicos, esta inyección podría cambiar las estrategias para combatir las enfermedades cardiovasculares -que son la primera causa de muerte en el mundo- atacando de forma directa sus causas subyacentes.

La ateroesclerosis se produce cuando la acumulación de grasa en las arterias provoca un estrechamiento y una reducción del flujo de oxígeno al corazón, lo que puede conducir a un infarto.

Actualmente, las estrategias de prevención de esa patología están basadas casi exclusivamente en la reducción de los factores de riesgo, como los niveles altos de colesterol, el control de la presión arterial y glucosa en la sangre.

Pero ahora se están probando varias vacunas para combatir ese riesgo atacando la causa principal, informó BBC. Los estudios con animales demostraron que esa técnica logró evitar la acumulación de grasa en las arterias.

El profesor Jan Nilsson de la Universidad de Lund, quien está dirigiendo una de las investigaciones, explicó que las pruebas demostraron que los anticuerpos pueden alterar la forma como el sistema inmune reacciona a los depósitos de grasa en las arterias. Esto reduce la inflamación y la severidad de la acumulación.

Según el investigador, si se confirman los resultados en humanos, una vacuna podría estar disponible en los próximos cinco años. "Los tratamientos actuales sólo reducen en 40 por ciento el riesgo de que un paciente desarrolle enfermedades cardiovasculares", afirmó.

"Las personas que están en riesgo de infarto al miocardio probablemente serán los primeros candidatos para probar este nuevo enfoque inmunológico", agregó Nilsson, quien señaló que las vacunas podrían combinarse con las terapias actuales.

La vacuna, que está siendo desarrollada conjuntamente con Prediman Shah del Instituto de Corazón Cedars-Sinai, en Los Ángeles, logró en experimentos con ratones reducir en entre 60 y 70 por ciento la acumulación de grasa en las arterias de los animales.

Los investigadores están probando dos versiones del tratamiento usando los mismos materiales, una inyección y un spray nasal.

También están trabajando en un enfoque para atacar con anticuerpos al llamado colesterol malo (lipoproteína de baja densidad o LDL) en la sangre, el cual forma la base de los depósitos de grasa en las arterias.

Los resultados de los estudios preliminares presentados en la conferencia mostraron que el anticuerpo redujo en 50 por ciento las placas de grasa y fue bien tolerado en los 80 voluntarios sanos que participaron.

Tal como señalaron los investigadores, actualmente se está llevando a cabo la segunda fase de los ensayos clínicos en 20 centros médicos de los Estados Unidos y Canadá.

Fuente: BBC Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada