sábado, 25 de marzo de 2017

Controla la gripe en el trabajo



En la oficina, las personas están tan expuestas a la crítica como a la gripe. Con un agravante: en el caso del virus, una vez llega y se queda hasta que todos se contagian.

El resultado, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMC), es que las enfermedades respiratorias son responsables de entre 10% y 12% del ausentismo laboral.

Aunque es claro que se deben tomar precauciones para evitar los gérmenes, hay que tener cuidado de no pasar esa delgada línea entre ser grosero con los compañeros enfermos y ser precavido. Prepárese así para evitar el contagio.



RECOMENDACIONES PARA NO CONTAGIARSE

Evita los lugares donde la gente y los gérmenes se congregan

Un paso clave para prevenir enfermedades en el trabajo consiste en comprender cómo se propagan. La gripe se trasmite con facilidad por contacto con secreciones que pasan de las vías respiratorias a las manos y a objetos que luego son usados por otras personas. Por eso, las chapas de las puertas, los botones de lasfotocopiadoras o de los ascensores son focos de gérmenes.

Para evitar el contagio se recomienda no pasar demasiado tiempo en zonas de alto tráfico y lavarse las manos después de tocar superficies comunes.

Desinfecta tus manos antes de comer, tocarte los ojos, la nariz o la boca

Los geles desinfectantes a base de alcohol son considerados una forma eficaz de reducir el número de gérmenes en las manos. Aunque el agua y el jabón son el método de limpieza por excelencia, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos asegura que los desinfectantes para manos que contienen al menos 60 % de alcohol pueden ser una solución temporal cuando las manos no están visiblemente sucias. La idea no es usar gel antibacterial después de cada apretón de manos, pero sí antes de comer, de poner las manos cerca de los ojos, la boca, la nariz o las heridas abiertas. Puedes mantener un pequeño recipiente en su escritorio o habla con recursos humanos para tener dispensadores en lugares estratégicos de la oficina.

Limpia las perillas de las puertas, los computadores y otras superficies de oficina

Aunque en la mayoría de las oficinas hay personas encargadas de la limpieza, existen superficies que, por el contacto diario, requieren mayor aseo –botones del ascensor, chapas, llaves de los lavamanos, teclados, interruptores de luz, etc.– así que para ayudar a reducir la propagación de gérmenes en la oficina, no sobra una ayuda a las aseadoras. Cada cierto tiempo, puedes limpiar tu estación de trabajo con paños desinfectantes.

Considera la posibilidad de vacunarte

Si bien la vacuna contra la influenza no es efectiva al ciento por ciento, es una acción que lo protege a usted y a los demás, bajo el concepto científico de “inmunidad de grupo”. La teoría detrás de este concepto es que a medida que sube el porcentaje de personas inmunes a una enfermedad particular, baja la capacidad del patógeno para propagarse. Es decir, es mucho más difícil tener un brote de gripe en una oficina en donde 75% de las personas está vacunado, que en una donde no hay ninguno inmunizado.

No temas pedir permiso o trabajar desde la casa

Como empleado puede ser difícil determinar qué tan enfermo debe estar para pedir permiso, pero piense que si está tosiendo, estornudando y con malestar general, lo último que debería hacer es ir a la oficina desganado, e infectar a todos sus compañeros. Si no te sientes tan mal como para pedir la incapacidad, habla con tu jefe para ver si puedes trabajar desde tu casa.

EVITE CONTAGIAR A OTROS

• Cuando tosas o estornudes, cúbrete la boca y la nariz con un pañuelo desechable, el brazo o la manga. Nunca uses las manos.

• Lava con frecuencia las manos con agua y jabón.

• Usa tapabocas para disminuir la probabilidad de transmitir la enfermedad a otros.

• Evita tocarse la nariz o la boca, si lo haces transmitirás la enfermedad a través de los objetos que manipules. Utiliza siempre pañuelos desechables.

• Evita el contacto físico con otras personas, no compartas utensilios u objetos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario