lunes, 25 de julio de 2016

Zika una amenaza para los deportistas



A días para que arranquen los Juegos Olímpicos de Río 2016, Brasil ha enfrentado varios problemas previos a la justa mundial, pues atraviesa su peor recesión en 80 años y a ello se suma el virus del Zika, causante de que 17 deportistas declinen su participación en la contienda mundial y otros ponga en duda su lleganda por miedo a ser infectados.

Varios deportistas han declarado su sentir al respecto, como Adeline Gray, luchadora estadounidense, tres veces campeona mundial y favorita al oro olímpico: “Creo que si estuviera planificando tener un hijo el siguiente mes, me sentiría muy incómoda sobre esto”.

La renuncia de Rory McIlroy, número tres mundial y gran estrella de golf, es de momento la baja más significativa por el Zika. Los también golfistas Marc Leishman, Jason Day y Vijay Singh han anunciado que no participarán en los Juegos Olímpicos de Río señalando el Zika como la razón principal. Otros jugadores como Adam Scott, Charl Schwartzel y Louis Oosthuizen lo han mencionado como uno entre muchos factores, incluyendo la violencia y la contaminación de aguas. Mientras, el golfista colombiano Camilo Villegas también puso suspenso a su participación en la cita mundial.

El ciclista estadounidense Tejay van Garderen, del equipo BMC Racing Team, también le dijo adiós a los juegos, ya que tiene a su esposa embarazada y le teme al contagio del zika.

Por otro lado, la norteamericana Hope Solo, figura del fútbol femenino, ya dijo en febrero que estaba considerando renunciar a los Juegos para evitar este virus transmitido por mosquitos. Su compatriota Alex Morgan ha admitido que le da un poco de “miedo” y que definitivamente “es una de mis preocupaciones”.

El basquetbolista español Pau Gasol también había expresado su dudas y aunque finalmente confirmó su participación pero tomará las medidas necesarias como congelar su esperma (así también lo decidió el campeón olímpico de longitud, el británico Greg Rutherford), utilizar ropa de manga larga durante su estadía y toda recomendación médica pertinente.

En tanto, la nadadora española Mireia Belmonte expresó: “Si el Zika afecta al resto de mi vida, me plantearé ir a Río”. “Estoy al día de lo que pasa, pero es un tema importante que hay que tratar, hay que estar seguros de que vamos seguros, sin riesgo de contagio”.

Stephen Curry, por su parte, ya confirmó su decisión de no participar en la cita olímpica. No obstante, cuando fue directamente preguntado por las razones de su decisión eximió al Zika. “Sé lo que está sucediendo en Brasil y me he estado informando sobre el Zika, pero esto no ha tenido ninguna influencia en mi decisión”.



PRECAUCIONES

Algunos países ya se han “preocupado” por sus atletas. Australia distribuirá preservativos entre sus atletas y Corea del Sur diseñó trajes anti-mosquitos para la ceremonia de inauguración.

En Brasil ya hay más de 1.5 millones de personas infectadas pero el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Río confía en que el invierno austral minimice el número de mosquitos y el gran operativo puesto en marcha por las autoridades para luchar contra el mosquito conseguirá mermar la proliferación del virus.

Por su parte, la delegación española contará con una aplicación para teléfonos móviles capaz de detectar enfermedades propias de zonas tropicales, especialmente el zika.



SUSPENSIÓN

Más de un centenar de expertos solicitaron “en nombre de la salud pública” que los Juegos sean suspendidos o cambiados de sede ante los riesgos de que el virus Zika sea contraído por el alto número de visitantes que recibirá Brasil durante la cita olímpica, que tendrá lugar del 5 al 21 de agosto. Consideran que las serias consecuencias que tiene el Zika deben ser evaluadas con mucho cuidado, algo que ni la OMS ni Río de Janeiro consideran que haya que tener en cuenta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada